Público
Público

Blanco acusa a Gallardón de despilfarrar y recortar ahora obras sociales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, ha dicho hoy que el "despilfarro" y la "mala gestión" de Alberto Ruiz Gallardón han llevado al Ayuntamiento de Madrid a la "bancarrota" y ha acusado al alcalde de afrontarla "como siempre hace la derecha: recortando allí donde socialmente más daño hacen".

En su blog "El cuaderno de Pepe Blanco", el número dos del PSOE asegura que Madrid "está prácticamente en bancarrota" y que la "nefasta gestión" del Gobierno municipal ha llevado a la ciudad a ser "la más endeudada de España, con casi 7.000 millones de euros".

"El despilfarro, la mala gestión y el pago de favores políticos a cuenta de una deuda elefantiásica ha terminado por quebrar las cuentas municipales. Esa es la realidad que ahora no tienen más remedio que reconocer los gestores del PP, cuyo modelo de gestión es el ejemplo que, una y otra vez, pone Mariano Rajoy", escribe Blanco.

El vicesecretario general del PSOE denuncia que el alcalde haga frente a "este desastre como siempre hace la derecha: recortando allí donde socialmente más daño hacen" y critica la "paralización en la construcción de escuelas infantiles, centros de mayores y remodelación de algunas calles".

"Eso que reconozcan públicamente. En breve nos enteraremos del alcance real de estos recortes", ha apostillado.

Blanco alude así al anuncio efectuado ayer por el delegado municipal de Hacienda, Juan Bravo, de que el ayuntamiento retrasará, "por la crisis" todas las obras públicas presupuestadas para 2008 que, a fecha de 30 de septiembre, no hayan sido adjudicadas.

Critica que, mientras "recortan y anulan" las inversiones en equipamientos sociales, "mantienen e incluso incrementan el despilfarro en propaganda, fastos y fiestas" y, en ese sentido, se refiere a los "tres millones de euros" que costaron las conmemoraciones del Dos de Mayo, a los "más de 1,2 millones gastados sólo en la fiesta de inauguración del Teatro del Canal", o a los "más de veinte" invertidos "en propaganda".

Asimismo denuncia que Gallardón "multiplicó por seis" los altos cargos del ayuntamiento y que, "en la mayoría de los casos, cobran más que un ministro del Gobierno de España".