Público
Público

Blanco anulará obras que tengan sobrecoste

Además del sobrecoste, hay otros dos criterios generales para decidir anular contratos: que las obras tengan una ejecución muy baja, inferior al 10%, y que no sean imprescindibles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El sudoku para calcular cómo se recortarán 6.400 millones de euros en obra pública este año y el próximo no estará completo previsiblemente hasta septiembre. Pero el ministro de Fomento, José Blanco, ya tiene desde hace tiempo el esquema para la solución, que explicará este jueves en el Congreso. Blanco planea rescindir contratos de obras, entre ellos, de aquellas que presenten un sobrecoste de al menos el 10%, según fuentes del sector.

Cuando las constructoras terminan una obra que les ha costado por encima del precio de adjudicación reclaman esa cantidad extra al ministerio. Es lo que, en el argot del sector, se denomina modificado de precios, y las empresas lo han empleado como un método normal prácticamente en todas las obras porque para ganarlas han ofrecido a Fomento rebajas casi temerarias de más del 30%. La tónica habitual era que luego reclamaran al ministerio, justificándolo, un sobrecoste de incluso hasta el 30%. Hasta que llegó Blanco y se impuso atajar estos sobrecostes, que están muy mal vistos por Bruselas.

Además del sobrecoste, hay otros dos criterios generales para decidir anular contratos: que las obras tengan una ejecución muy baja, inferior al 10%, y que no sean imprescindibles.

Los contratos que se rescindan, una medida que se toma por primera vez, pueden totalizar en torno al 10% de las obras pendientes de ejecutar, que suman 21.000 millones.

Desde que se anunció el recorte, el ministro y la secretaria general de Infraestructuras, Inmaculada Rodríguez Piñero, están intentando hacer encaje de bolillos para que el impacto en las constructoras esté repartido en lo posible. Con este fin, negocian con las patronales y con las principales empresas. La patronal CNC ya ha alertado de que se perderán entre 77.000 y 115.000 empleos más, que se sumarían al millónya evaporado con la crisis.