Público
Público

Blanco llama hipócritas a los obispos por no excomulgar al Gobierno de Aznar

El ministro de Fomento considera que la Iglesia sólo "denigra" a los socialistas españoles.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Fomento, José Blanco, ha asegurado hoy que lo que más le 'irrita' es la hipocresía episcopal por 'denigrar' y 'excomulgar' a los socialistas españoles y no a los conservadores de todos los gobiernos europeos, incluido el de José María Aznar, que han promovido leyes a favor del aborto.

Blanco hace esta reflexión en un artículo titulado '¿Derecho o pecado? que publica en su blog de Internet, en relación a las declaraciones del secretario de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, en las que advertía de que quien votara a favor de la ley del aborto estaría en pecado público.

'Si el aborto es un crimen que tiene que ser perseguido, lo será de igual manera con la ley que está en vigor desde hace más de veinte años que con la que ahora propone el Gobierno', señala el titular de Fomento.

En este contexto, sostiene que acabar con la vida del no nacido debe ser el 'mismo crimen' cuando gobernaba el PP y se practicaban en España más de medio millón de abortos legales cada año que ahora, con el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

'Nadie llamó asesino a José María Aznar'

Blanco recuerda que 'nadie llamó asesino a José María Aznar, que gobernó ocho años con una ley que bajo el 'coladero' del daño psicológico para la madre permite abortos 'prácticamente sin límite y sin control'.

'Pero se lo llaman a Zapatero por proponer una regulación que pone plazos, establece límites y condiciones objetivas para practicar el aborto, da garantías sanitarias y seguridad jurídica a las madres y a los médicos', asevera.

El dirigente socialista censura que la jerarquía eclesiástica española haya formulado 'una nueva doctrina: la regulación legal del aborto es un crimen execrable siempre y cuando la impulse un gobierno socialista en España'.

Como diputado, Blanco afirma que va a votar a favor de la ley del aborto 'a mucha honra' y, como católico, apostilla, 'voy a decirle a los obispos que su discurso sobre este tema no sólo es reaccionario: es hipócrita'.

Blanco se declara creyente en su blog, por lo que puede creer que interrumpir un embarazo sea un pecado, pero insiste en que 'antes es ciudadano y demócrata' y en que, como tal, no está dispuesto 'a creer ni admitir que el aborto tenga que ser un delito'.