Público
Público

Bolivia decide en las urnas si reelige a su presidente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Bolivia votaba masivamente el domingo, en unos comicios que se desarrollaban con tranquilidad y en los que el presidente Evo Morales es favorito para hacer historia como el primer mandatario reelecto en 45 años en el país sudamericano.

Buena parte de los 5,1 millones de bolivianos empadronados hacían fila o ya habían emitido su voto, con el que además elegirán al vicepresidente, legisladores y en algunos departamentos decidirán sobre sus autonomías. Algunos centros en el país con pocos votantes comenzaron a cerrar después del mediodía, según medios.

El gobernante socialista, cuya reelección es esperada por el venezolano Hugo Chávez y otros aliados "anti imperialistas" latinoamericanos, sufragó a primera hora del día y llamó al pueblo a votar cívica y pacíficamente para reafirmar la democracia en la empobrecida nación.

"Hoy día es un día histórico, un día de singular importancia (...), inédito para los bolivianos porque por primera vez participamos (en una votación) en base a una nueva Constitución política aprobada por el voto del pueblo", expresó a periodistas tras votar en un pequeño pueblo de la región cocalera del Chapare, su cuna sindical y política.

Pese a que llegó a los comicios precedido por una avalancha de sondeos que dan por seguro su triunfo para seguir aplicando en el próximo quinquenio su "revolución" indigenista y socialista dirigida a sacar al país de la pobreza, Morales prefirió no declararse vencedor.

"No podemos cantar victoria (...) hoy en día estamos en manos del pueblo boliviano", dijo Morales, quien asumió el cargo por primera vez en enero de 2006 y aplicó un proceso de cambio constitucional, con una mayor representación indígena en el poder, un modelo económico regido por el Estado y la posibilidad de autonomías regionales.

Morales pretende continuar con su política de estatización de la economía que le ha permitido acelerar el crecimiento y crear populares bonos para estudiantes, madres y ancianos.

VOTACIONES TRANSPARENTES

"He votado por Evo porque considero que es el que mejores planes de gobierno tiene para la educación y la salud (...) Soy maestra y veo que los niños van esperanzados a la escuela porque tienen el desayuno escolar y el bono", dijo la educadora Irene Paz, de 36 años, en un colegio en El Alto.

El principal candidato de la oposición, el ex militar derechista Manfred Reyes Villa, sufragó en la ciudad de Cochabamba; mientras que el magnate Samuel Doria Medina, tercero en discordia, en La Paz.

"Este es un día histórico en el que votamos por la libertad, esperamos que haya transparencia plena y que gane el país", dijo Reyes Villa a periodistas desde Cochabamba.

Reyes Villa se negaba a rendirse ante los pronósticos, augurando que habría una segunda vuelta en la elección presidencial, la que ocurriría si el ganador del domingo no obtiene mayoría absoluta de votos o al menos 40 por ciento y una ventaja de 10 puntos porcentuales.

Analistas políticos auguraron que Morales se impondría en una primera vuelta, basados en sondeos de intención de voto y en la alta popularidad que tiene entre la mayoría pobre de cerca del 60 por ciento de los 10 millones de habitantes.

"Voy a votar por Evo porque es el que más se preocupa por los pobres. A Manfred y a los otros ya los conocemos. Son unos corruptos (...) Otros gobiernos le sacaban plata a los pobres, pero el Evo no, el Evo le da plata a los pobres", dijo Valentín Quariti, un albañil de 54 años, en la localidad de Chua a orillas del lago Titicaca a 80 kilómetros de La Paz.

Aunque resaltó que en ese lugar "no está haciendo muchas obras, pero hay que tener paciencia. Por eso queremos que gane otra vez, para que haga lo que ha prometido".

Al inaugurar la votación, en la que participan por primera vez bolivianos en el exterior, el presidente de la Corte Nacional Electoral (CNE), Antonio Costas, dijo que un nuevo padrón biométrico de electores y otras medidas de seguridad, además de la presencia de centenares de observadores internacionales, garantizaban la transparencia de la jornada.

El vicepresidente Alvaro García Linera, quien también busca la reelección como compañero de fórmula de Morales, dijo a mitad de la jornada -que comenzó a las 8.00 hora local (1200 GMT)- que el proceso se estaba desarrollando con normalidad y que los pequeños problemas que se presentaron, sobre todo con el registro de votantes, se estaban corrigiendo rápidamente.

"Veo tranquilidad, mucha tranquilidad en todo el país, los reportes que llegan de todos los departamentos hablan de tranquilidad con algunos pequeños problemas administrativos", declaró a periodistas luego de votar en La Paz.

Las mesas de sufragio funcionarán hasta las 16.00 hora local (2000 GMT) o hasta que haya votantes en las filas. Por mandato legal, las proyecciones de resultados sólo podrán ser divulgadas a partir de las 2200 GMT y el CNE prometió los primeros resultados oficiales para la noche del domingo.

Más de la mitad de los votantes, concentrados en cinco departamentos andinos y 12 municipios de diversas regiones, participan también en referendos simultáneos de autonomía para seguir eventualmente los pasos de autogobierno dados en los últimos años por otros cuatro departamentos de tierras bajas.