Público
Público

La bolsa española aguanta la nueva oleada de ventas

El éxito de la subasta de bonos del Tesoro y la devolución sin problemas del préstamo al BCE frenan la caída del Ibex al 0,9% 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El éxito de la subasta de bonos del Tesoro español a cinco años y la devolución, sin sorpresas, al Banco Central Europeo del crédito de 442.000 millones de euros emitido hace un año sirvieron ayer de revulsivo para el mercado español.

En una jornada de máxima volatilidad en las bolsas de todo el mundo, el Ibex 35 saldó la sesión con pérdidas mínimas, comparadas con otras plazas. El mercado español cayó un 0,92%, hasta los 9.178 puntos, frente a los descensos del 2,99% que registró la bolsa de París o el 2,89% que perdió Holanda, por ejemplo. Sólo Wall Street cerró con pérdidas inferiores.

La economía de EEUU continúa mostrando debilidad

La bolsa española abandonó las fuertes caídas de primera hora de la mañana nada más conocerse el resultado de la subasta de bonos del Estado a cinco años. El objetivo del Tesoro español de colocar 3.500 millones de euros se cubrió sin problemas. Las peticiones rondaron los 6.000 millones y, en contra de ocurrido en ocasiones anteriores, el precio que tuvo que pagar el Tesoro no fue tan disparatado. El tipo de interés fue del 3,72%, apenas un 4% superior al de la jornada anterior de similares características cuando el interés subió más de un 26%. Con este resultado, se despejaban de un plumazo, al menos por un día, las dudas sobre la capacidad de España de captar dinero para financiarse y se relajó la presión sobre el riesgo país que apenas repuntó dos puntos, hasta los 200 puntos básicos.

Otra subasta que sirvió para despejar dudas sobre la capacidad financiera de la banca española y también de la europea fue la que realizó el Banco Central Europeo. Se trataba de una línea de liquidez especial a seis días, complementaria a la de tres meses que realizó el miércoles, con el objetivo de facilitar la devolución del préstamo a un año de 442.000 millones de euros que venció ayer. Acudieron 78 entidades, a las que se adjudicaron 111.000 millones de euros. También todo un éxito, según los expertos. 'Por fin se comprobó que el miedo de los días anteriores había sido exagerado. La devolución se ha producido sin ningún tipo de problemas', comenta Alfredo Barrios, gestor de mercados de Capital Markets.

Con estos datos en la mano, Jürgen Stark, miembro del Comité Ejecutivo del BCE, trató de explicar que 'no hay una crisis del euro y que los déficits presupuestarios en el Reino Unido y en EEUU son más altos que en la eurozona'.

El euro recupera los 1,243 dólares, un nivel que había perdido en mayo

No parecen compartir su opinión algunos expertos financieros de origen anglosajón. Por un lado, un informe de Merrill Lynch insistió ayer en la idea de que España podría necesitar un rescate de la Unión Europea.

Por otro, la agencia de calificación de riesgos Moody's continuó sembrando dudas sobre las finanzas españolas (ver página siguiente), después de que el miércoles amenazara con bajar la nota al país. Pero, esta vez, el mercado apenas se inmutó ante las noticias. 'Que Moody's baje el rating a España está más que descontando en bolsa desde hace tiempo. La noticia no ha sorprendido a nadie', asegura Ricardo Sánchez-Seco, gestor de fondos de Gestiohna. La que sí sorprendió fue la bajada de rating que hizo al sector financiero holandés y que tumbó su bolsa.

Pero el verdadero contrapunto negativo llegó de los datos macroeconómicos. El índice de actividad de la economía china bajó más de lo esperado e inyectó una nueva dosis de pesimismo. Eso sí, mucho más fuerte fue la que llegó desde EEUU. Allí, las peticiones semanales de desempleo fueron superiores a lo esperado, lo que no ofrece buenos augurios ante la publicación de los datos mensuales de desempleo que se conocerán hoy.

La evolución de los datos de vivienda y el índice de actividad manufacturera también se quedaron por debajo de las expectativas de los expertos. 'Los datos económicos de las últimas semanas están mostrando que los problemas europeos han contagiado a EEUU y, como vamos a ver en los próximos meses, la recuperación esperada al otro lado del Atlántico se está enfriando', explica Sánchez-Seco.

Además, la caída de las bolsas responde a una variable técnica. Los expertos habían fijado el nivel de los 1.040 puntos del índice estadounidense S&P 500 como límite clave. 'Por debajo del mismo, había programadas muchas órdenes de venta de los grandes inversores', explica Alfredo Barrios.

Este deterioro del mercado estadounidense está jugando a favor del euro en el mercado de divisas. Ayer, la moneda única europea subió un 1,64%, hasta cambiarse a 1,2438 dólares, un nivel que no veía desde el pasado 21 de mayo.