Público
Público

La bolsa española cae el 2,93% por la banca y pierde los 11.400 puntos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La bolsa española perdió hoy el 2,93 por ciento, lo que supone la sexta mayor caída del año, y se situó por debajo de los 11.400 puntos, lastrada por los problemas del sector financiero y por los malos datos macroeconómicos del otro lado del Atlántico.

Pese a que el precio del crudo retomó su tendencia a la baja, el índice de referencia del mercado nacional, el Ibex-35, perdió 342,20 puntos, equivalentes al 2,93 por ciento, hasta 11.335,30 puntos, un descenso ligeramente superior a los de las principales plazas internacionales.

El índice general de la Bolsa de Madrid, por su parte, cayó un 2,90 por ciento, mientras que el Ibex Small Caps cedió el 1,91 por ciento y el Ibex Medium el 3,60 por ciento.

La bolsa española inició la sesión con pérdidas del 1,47% por la caída sufrida ayer por Wall Street, después de que los temores a que la crisis hipotecaria reaparecieran en forma de rumores de que el Tesoro de EEUU podría recapitalizar las financieras hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac, lo que contagió al sector bancario español.

Los retrocesos aumentaron a lo largo de la sesión a medida que las constructoras se unieron a las pérdidas y por los rumores surgidos en Estados Unidos sobre la posibilidad de que el banco de inversión Lehman Brothers podría anunciar nuevas provisiones por 4.000 millones de dólares.

No obstante, el descenso del Ibex-35 se incrementó cuando se dieron a conocer dos malos datos macroeconómicos en Estados Unidos, que forzaron que la Bolsa de Nueva York abriera con pérdidas: el aumento del Índice de Precio a la Producción el doble de lo esperado en julio, hasta el 1,2 por ciento, y el descenso en los permisos de construcción, en mayor medida de lo esperado.

Asimismo, hoy se publicaron los resultados de la cadena estadounidense de tiendas de bricolaje Home Depot, con una caída del 24,3% de su beneficio neto en el segundo trimestre por la debilidad del mercado inmobiliario estadounidense.

En una jornada marcada por un euro a niveles de febrero -se llegó a intercambiar por 1,467 dólares-, pese a que luego subió a los 1,474 dólares, todos los índices europeos cerraron con recortes superiores a dos puntos porcentuales: Londres, el 2,26%; París, el 2,42%; Fráncfort, el 2,35%, y Milán, el 2,11%.

No obstante, el mercado ignoró la publicación del índice de confianza de los inversores que elabora el ZEW alemán y que subió de forma inesperada en agosto hasta los -55,5 puntos desde los -63,9 registrados en julio, así como la caída del precio del crudo Brent, que llegó a bajar hasta los 111,92 dólares.

En España, el Banco Santander perdía en la Bolsa el 3,10 por ciento tras anunciar que espera cerrar la compra del banco de crédito hipotecario Alliance & Leicester el próximo 10 de octubre.

En un Ibex-35 teñido en su mayoría de rojo, todos los "pesos pesados" cayeron, destacando el BBVA, que retrocedió el 3,96 por ciento; Banco Santander; Telefónica, el 2,22 por ciento; Iberdrola, el 2,20 por ciento, y Repsol, el 1,77 por ciento.

Iberdrola Renovables y Unión Fenosa con avances del 0,71 por ciento y del 0,52 por ciento, respectivamente, fueron los únicos valores que escaparon de las pérdidas.

Por el contrario, Mapfre, que cedió el 6,31 por ciento, lideró las caídas, seguido de Ferrovial, que retrocedió el 6,24 por ciento, y Banco Popular, que descendió el 6,04 por ciento.

En el mercado continuo, Inmobiliaria Colonial encabezó las pérdidas con un retroceso del 6,82 por ciento; por delante de NH Hoteles, que cayó el 6,69 por ciento, y Avanzit, que descendió el 6,62 por ciento.

Testa fue el valor que más subió, hasta el 17,20 por ciento, seguido de Metrovacesa, que ganó el 4,17 por ciento, y Montebalito, que avanzó el 4,13 por ciento.

La rentabilidad de la deuda española a largo plazo subió tres centésimas y se situó en el 4,51 por ciento, en tanto que los inversores negociaron en el mercado continuo 2.764 millones de euros.