Público
Público

La bolsa recupera un 8% en tres días gracias al BCE

Las tensiones de la deuda pública en Europa se tranquilizan

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pocos hubieran apostado el lunes pasado que la bolsa española iba a cerrar la semana por encima de los 10.000 puntos, pero así ha sido. Ayer el Ibex 35 subió un 0,68%, hasta los 10.014 puntos. Sólo en las tres últimas sesiones, el mercado español recuperó algo más de un 8%. El saldo en los últimos cinco días arroja una subida del 4,44% y cierra así la cuarta mejor semana del año.

Trichet ha sido el bálsamo. Tras siete sesiones en números rojos, las caídas se frenaron con el rumor entre los operadores del mercado de que el BCE ejecutaba nuevas compras de bonos de los países con más dificultades, y con la confirmación de que la entidad mantiene su política de liquidez ilimitada hasta el verano. Ayer el consejero austríaco del BCE, Ewald Nowotny, admitió compras 'enérgicas' esta semana.

La actuación del BCE fue especialmente beneficiosa para calmar la tensión en el mercado de deuda soberana. El bono español a 10 años, el de referencia, consiguió alejarse del peligroso borde de los 300 puntos básicos en los que se movió el pasado martes su diferencial frente al bund alemán. Ayer esa brecha se había recortado hasta los 219 puntos. 'No es para tirar cohetes, pero, al menos, enfría la tensión que fue muy peligrosa en los primeros días de la semana', explica Oscar Germade, gestor de fondos de Renta 4.

Las medidas que tan bien han sentado a los mercados han gustado menos a economistas más ortodoxos. Especialmente crítico se mostró Alan Greenspan, ex presidente de la Reserva Federal de EEUU y según muchos, el primer culpable de la crisis. 'El BCE tiene un grave problema ya que las medidas que toma hace que los países aplacen la reducción del déficit', aseguró ayer.

Precisamente en esa línea discurrió el discurso pronunciado ayer por el presidente del BCE en el European American Press Club de París. Jean-Claude Trichet señaló que la institución continuará con las compras de títulos de deuda de países de la eurozona, pero sin que alteren el objetivo de garantizar la estabilidad de precios. Además, insistió en pedir a todos los paises europeos que pongan en práctica 'todas las medidas que hagan creíble los objetivos presupuestarios y todas las reformas estructurales que permitan elevar el crecimiento'.

Ese el objetivo de las medidas aprobadas ayer por el Gobierno de Rodríguez Zapatero. 'Esta vez, las medidas sí son suficientemente contundentes como para tranquilizar a los mercados, al menos por un tiempo', asegura Germade. Menos optimistas son los analistas de Citigroup para quienes las medidas representan un movimiento 'positivo', pero creen que su impacto en el crecimiento en 2011 será 'mínimo'.

En cualquier caso, la buena valoración general de las medidas ayudó al Ibex 35 a ser uno de los índices más alcistas de Europa. Incluso consiguió esquivar la presión negativa del mal dato de empleo de EEUU que sí llevó los números rojos al mercado británico y alemán.

'La calma se mantendrá siempre que el BCE siga apoyando la compra de bonos, pero es muy difícil que esto se disuelva definitivamente por que el año que viene presenta muchos riesgos', advierte Germade.