Público
Público

Bolt regresa al lugar del crimen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cinco días después de su traumática descalificación en la final de 100 metros, Usain Bolt volvió a situarse hoy, a las 11.18 horas de la mañana, en los tacos de salida que denunciaron su precipitación en la final más esperada y que esta vez no le han dado ningún disgusto.

Era la segunda oportunidad para el jamaicano, máxima figura del atletismo mundial, que participó en la primera ronda de 200 metros y se clasificó fácilmente ganando su serie en 20.30.

Bolt, con bigote incipiente y perilla, corrió la segunda de siete. El objetivo de la televisión le persiguió, a su paso por la cámara de llamadas, y pudo captar un rostro sereno aunque preocupado, menos risueño que otras veces.

Ahora no podía permitirse el menor fallo. Una nueva descalificación no sólo le privaría de su segunda corona mundial, sino que desencadenaría un escándalo a escala planetaria, alimentando las conjeturas sobre la influencia, también en el atletismo, del oscuro mundo de las apuestas.

Entre una masa de fotógrafos que seguía sus pasos cual nube de avispas en los instantes previos a la carrera, Bolt posó para todos alineando sus dos brazos para apuntar al horizonte, en su gesto más clásico. Luego revisó los tacos de salida, agradeció el apoyo del público y se preparó para entrar en acción.

El público, escolares en su mayor parte, como en otras sesiones matinales, esperaba con expectación el estallido del pistoletazo de salida con la curiosidad morbosa de ver qué ocurría.

Bolt, con el dorsal 288, por la calle siete, ahuyentó sus demonios, se sacudió los nervios, hizo el signo de la victoria, se santiguó, dirigió el índice al cielo, se tomó su tiempo tras el disparo (nada menos que 314 milésimas) y partió ¡sin novedad! hacia la meta, para cruzar primero, casi andando, en 20.30.

Era su primera carrera en el estadio de Daegu. Esta misma tarde disputará las semifinales y, si no hay contratiempos, el sábado la final de la prueba en la que tiene el récord mundial (19.19) y los títulos olímpico y mundial.