Público
Público

Bono dice que el anticlericalismo no se estila ni en el PSOE ni en el Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cabeza de lista del PSOE al Congreso por Toledo, José Bono, afirma que "el anticlericalismo no se estila ni en el PSOE ni en el Gobierno" y considera que las relaciones con la Iglesia "son buenas, con independencia de que pueda haber discrepancias, como también las hay en el seno de la Iglesia".

Bono, en una entrevista con Efe, dice en relación a la controversia entre la Iglesia y el Gobierno que "no hay ningún país en el planeta en el que a la Iglesia católica se la trate tan bien como en España", y asegura que ese buen trato "no procede del miedo que tenga el Gobierno al discurso de un cardenal o de un obispo, sino del respeto que evocan" los cristianos, sacerdotes y religiosas que atienden a los más necesitados.

José Bono cree que las relaciones entre el Gobierno socialista y la Iglesia son buenas, aunque haya discrepancias, como en el seno de la Iglesia, donde dice que "no hay más que escuchar al cardenal de Sevilla o al obispo Blázquez, que suelen pronunciarse de manera más moderada y comprensiva que otros más dogmáticos y favorables del rigor doctrinal".

Respecto a la financiación de la Iglesia por el Estado, Bono ve compatible que el Estado no tenga una religión oficial con que "respete y ayude a la religión de la inmensa mayoría de sus ciudadanos".

Además, recuerda que ha sido el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien ha dicho que en esta materia se actuará "dejando a un lado cualquier impulso del momento".

Respecto a las propuestas que ha hecho el PP en materia de inmigración, Bono cree que en ellas "se adivina la intención de remover las tripas menos altruistas y generosas de los españoles para generar un clima de rechazo y aversión a los que son diferentes, y revolviendo de ese modo el río, poder pescar algún voto".

A su juicio, en materia de inmigración lo que debe hacerse es cumplir la ley que existe, que no permite la entrada ilegal de extranjeros en España y que faculta a expulsarlos.

En este sentido, Bono explica que el Gobierno del PP cumplió menos la ley que el actual Ejecutivo socialista y, por eso, las propuestas del líder del PP, Mariano Rajoy, que recuerda fue "ocho años miembro de un Gobierno que ha sido el más incapaz y el más nefasto para atender el problema de la inmigración", no son creíbles.

Bono señala que, por el contrario, el Gobierno socialista, que tiene "entrañas y sentimientos" y en cuyo "código moral" no está hacer "declaraciones xenófobas como las del señor Arias Cañete en relación con los camareros y la manteca colorá", sí que ha cumplido la ley.

Con relación a que el PP esté defendiendo ahora posiciones más hacia la derecha, Bono recuerda que, mientras en la izquierda hay varia opciones, en la derecha sólo hay una, la del PP, y en ella está la "derecha moderada y la derecha extrema", circunstancia que no se da en el PSOE y que es algo de lo que se alegra Bono, que dice que a él no le agradaría que en el PSOE estuviera la extrema izquierda.

Respecto al diálogo con ETA, Bono afirma que la banda terrorista "ha arruinado todas las posibilidades de negociación, y lo único que necesita ahora es cárcel que, por cierto, es la medicina que se le está dando por parte" del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Preguntado por si se debería retirar la autorización que dio el Congreso de los Diputados al Gobierno para entablar conversaciones con ETA, Bono cree que ese "es un argumento muy recurrente por parte del PP, que trata de justificar el tremendo error que ha cometido al darse por primera vez en la historia de la democracia la circunstancia de que el Gobierno no ha tenido el apoyo de la oposición para luchar contra ETA".

Respecto a su futuro tras las elecciones del 9 de marzo y si será después de esa fecha presidente del Congreso, Bono responde que ha hecho un compromiso consigo mismo para no hablar de lo que será su "circunstancia política" tras el 9 de marzo.