Público
Público

Borrón y cuenta nueva

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La bolsa española terminó la última semana de febrero con un borrón y cuenta nueva para volver a la misma zona en la que terminó la anterior.

Los malos datos económicos de Estados Unidos, además de los elevados precios del oro, del petróleo y del euro dieron al traste con los intentos de subida apuntados a principios de la semana.

El precio de la onza de oro al contado subió un 1,22 por ciento en el mercado de Londres y cerró a 971,5 dólares, frente a 959,75 dólares de la jornada anterior, con un nuevo máximo histórico.

El euro tampoco se alejó mucho de los máximos, aunque hoy bajó en el mercado de divisas de Fráncfort y a las 16.00 horas GMT cotizaba a 1,5173 dólares, frente a 1,5199 dólares del jueves por la tarde.

José Manuel González-Páramo, miembro del Comité de Dirección del Banco Central Europeo (BCE), ha dibujado hoy un negro panorama al indicar que las tensiones que desde el pasado año sufren los mercados financieros "están ahora en un contexto más tranquilo", pero que "continuarán a lo largo de todo el año".

Mientras tanto, la Bolsa de Nueva York abrió con una caída del 1,36 por ciento en el Dow Jones de Industriales, lastrada por los resultados de Dell y AIG y la publicación de datos relativos al gasto de los consumidores, que avivaron la preocupación de los inversores sobre la marcha de la economía estadounidense.

El gasto de los consumidores, que equivale a más de dos tercios del Producto Interior Bruto en Estados Unidos, se mantuvo casi sin cambios en enero por tercera vez en los últimos cuatro meses.

Así las cosas, el principal indicador del mercado español, el Ibex-35, cayó en la sesión de hoy 101,70 puntos, equivalentes al 0,77 por ciento, hasta 13.170,4 puntos.