Público
Público

BP retira del pozo el sistema de válvulas que provocó el vertido en el Golfo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los equipos de trabajo de la petrolera BP extrajeron hoy de su pozo en el Golfo de México el sistema de válvulas que el pasado 20 de abril debía haberse activado para impedir el vertido, y que el Departamento de Justicia reclama ahora para su investigación sobre las causas del accidente.

El encargado de la respuesta del Gobierno de Estados Unidos al vertido, Thad Allen, confirmó en un comunicado el éxito de la operación para retirar el artefacto, denominado sistema de prevención de derrames (BOP, por su sigla en inglés).

Los equipos lograron levantar el BOP, de 15 metros de largo y más de 270 toneladas de peso, a las 13.20 hora local (18.20 GMT), informó BP en un mensaje en su página web.

"Seguiremos vigilando de cerca los progresos a medida que levantamos el BOP hasta la superficie, algo que esperamos que ocurra en las próximas 24 ó 36 horas", dijo Allen.

Según Allen, el peso combinado del BOP y de la herramienta utilizada para levantarlo, capaz de emplear hasta 36 toneladas de fuerza, es de 454 toneladas.

El portavoz de BP, Daren Beaudo, aseguró en el comunicado que la extracción "parece haber ido muy suavemente y de acuerdo con el plan", y añadió que los equipos se preparan ya para situar en el pozo un nuevo BOP, procedente de otro pozo.

El reemplazo del sistema de prevención es necesario, además de para entregar el dispositivo fallido a las autoridades federales, para que el pozo pueda soportar la presión que se generará cuando los equipos emprendan la operación final de sellado del depósito, prevista para la semana próxima.

Ese último paso consiste en terminar de excavar un conducto auxiliar situado a 15 metros de distancia de la base del pozo "Macondo" para taponar también su parte inferior y abandonarlo definitivamente.

Para retirar el BOP, los equipos de BP tuvieron que retirar el jueves el gigantesco tapón de cemento que crearon hace casi un mes para sellar la fuga en el pozo, que liberó 4,9 millones de barriles de petróleo al océano a lo largo de tres meses.

BP informó hoy de que el coste para controlar el vertido, producido tras una explosión en la plataforma Deepwater Horizon, alcanza ya 8.000 millones de dólares (unos 6.240 millones de euros).

En un comunicado, la empresa británica agregó que ha pagado 428 millones de dólares (unos 333 millones de euros) en indemnizaciones y que más de 28.400 personas trabajan en los esfuerzos para atajar el problema en el Golfo.