Público
Público

BrainStorm obtiene datos positivos en ensayo con células madre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los informes de los primerospacientes con esclerosis lateral amiotrófica (ELA) tratados conla terapia con células madre adultas de BrainStorm CellTherapeutics no mostraron efectos colaterales importantes y eltratamiento hasta ahora probó ser seguro, dijo el martes lacompañía.

BrainStorm, con sede en Israel, está desarrollando NurOwnpara el tratamiento de la ELA, también conocida como enfermedadde Lou Gehrig, una condición neurodegenerativa progresiva queafecta las células nerviosas del cerebro y la médula espinal.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EstadosUnidos (FDA por su sigla en inglés) otorgó la designación defármaco huérfano a NurOwn. El programa de la FDA de medicamentoshuérfanos alienta el desarrollo de tratamientos paraenfermedades raras brindando incentivos financieros.

"No se han registrado efectos colaterales importantes en lospacientes iniciales que hemos tratado con la tecnología NurOwnde BrainStorm", señaló Dimitrios Karussis, jefe de la unidad deesclerosis múltiple del Centro Médico Hadassah en Israel, quienestá dirigiendo el ensayo.

"Además, aunque estamos realizando un ensayo sobreseguridad, el seguimiento clínico inicial de los pacientestratados con las células madre muestra indicios de efectosclínicos beneficiosos, como una mejora en la capacidad pararespirar y tragar, y también en la fuerza muscular", agregó.

Los pacientes del ensayo son trasplantados con célulasmadres derivadas de su propia médula ósea y tratados con latecnología NurOwn.

La fase inicial del estudio está diseñada para establecer laseguridad de NurOwn y luego se expandirá la investigación paraevaluar la eficacia de la terapia.

"En base al informe de seguridad preliminar, el comité deética y seguridad del hospital brinda a la compañía aprobaciónpara proceder con el tratamiento de los siguientes pacientes",dijo Chaim Lebovits, presidente de BrainStorm.

Según la Asociación ELA, en Estados Unidos cada año sediagnostica a 5.600 personas con la enfermedad. Se estima queunos 30.000 estadounidenses padecen la condición.