Público
Público

Branson afirma "demostraremos que se puede competir con un presupuesto de 45 millones"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Richard Branson, máximo responsable de la escudería Virgin Racing, recién llegada a la parrilla de la Fórmula Uno, expuso hoy en el Circuito de Cataluña su convencimiento de que los equipos deben comprometerse a reducir su presupuesto e insistió en que su nueva escudería será capaz de demostrar que "se puede competir con un presupuesto mucho menor, en torno a los 45 millones de euros".

Branson ha mantenido un encuentro con varios medios de comunicación en el 'paddock' del trazado catalán para explicar sus sensaciones a falta de dos semanas para el inicio del Mundial, en su primera aparición en la parrilla como responsable máximo de un equipo, tras su participación el año pasado junto a Ross Brawn.

"Estamos muy emocionados. Empezar este proyecto de cero ha sido un reto apasionante. Competiremos con escuderías que llevan 20, 30 años en el Mundial, y creo que estamos capacitados para llevar a cabo un equipo y un coche muy competitivos", dijo.

Branson ha insistido además en la necesidad de establecer un límite presupuestario en la F1 que serviría para suavizar las diferencias entre las escuderías.

"Demostraremos al resto de equipos que se puede competir con menos dinero. El resto de equipos podrían reducir drásticamente sus presupuestos, como se había planteado para esta temporada. No hay que gastar cientos de millones para ofrecer espectáculo. El límite de 40 millones de libras (casi 45 millones de euros) es razonable y necesario", ha expuesto.

Otra de las innovaciones que Branson pretende introducir en la Fórmula Uno es la de los combustibles ecológicos. Según el magnate británico, la F1 estará preparada "dentro de un año" para trabajar con gasolinas menos contaminantes.

"Los responsables del Mundial nos han dado a entender que en cuanto los combustibles ecológicos estén disponibles para el público serán utilizados en la parrilla", ha informado.

Pese a las reticencias de equipos consolidados como Ferrari (la escudería italiana criticó el masivo aterrizaje de nuevos equipos en la F1), Branson ha reivindicado el derecho de su nuevo equipo a competir en el Mundial.

"Es un poco triste escuchar esas críticas de Ferrari. La Fórmula Uno necesita nuevos equipos. Nosotros empezamos de cero y tenemos exactamente las mismas oportunidades que Brawn, Ferrari, McLaren y el resto, que llevan años y años en la parrilla. La aparición de nuevos equipos es una buena noticia porque ayuda a mejorar la competición", puntualizó.

Consciente de que sus pilotos -Timo Glock y Luca di Grassi- no aspiran a la victoria y tendrán muy complicado el acceso al podio, Branson ha establecido el objetivo de la temporada en "competir e intentar superar al resto de nuevos equipos" y, "de manera esporádica, poder pelear con los equipos consolidados".

"Puede que necesitemos un par de años o tres para hacernos un hueco en la parrilla, pero estoy convencido de que lo conseguiremos", ha manifestado.