Público
Público

Brasil debe mejorar su imagen ante la necesitada Costa de Marfil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La selección brasileña de fútbol se medirá el domingo a Costa de Marfil con la necesidad de olvidar su pobre debut, ante un rival que debe ganar para mejorar la actuación de los equipos africanos en el Mundial.

Brasil debutó en el Grupo G del Mundial con una triste victoria por 2-1 ante Corea del Norte, mientras que Costa de Marfil arrancó su participación en el torneo empatando 0-0 con Portugal.

El pentacampeón del mundo puede salir con el mismo equipo que en el debut. La única duda es la presencia de Gilberto Silva, que no está completamente recuperado físicamente y podría ser sustituido por Josué.

"Este grupo es muy igualado, desde el sorteo todo el mundo se preguntaba si era el más fuerte, es un grupo realmente muy difícil", destacó el portero de Brasil Julio César.

Por otro lado, el delantero Didier Drogba podría salir como titular tras haber jugado los minutos finales del partido inicial. Costa de Marfil necesita ganar para acercarse a los octavos de final y mejorar la débil imagen mostrada por los equipos africanos.

Sudáfrica y Nigeria tienen muy difícil pasar de ronda, Camerún perdió en el debut con Japón y Argelia cayó en el primer partido aunque logró la hazaña de empatar con Inglaterra el viernes. Tan sólo Ghana empezó el torneo con una victoria.

"Va a ser nuestro partido más difícil, por la fuerza física que tienen (Costa de Marfil). La mayoría de sus futbolistas juega en Europa, juegan muy bien", dijo el viernes Julio Baptista.

"Es una selección fuerte. Los jugadores son importantes individualmente, pero lo más importante es el equipo", agregó el jugador de la Roma en rueda de prensa.

VIEJOS CONOCIDOS

El domingo, el seleccionador brasileño, Dunga, se enfrentará a su mentor Sven-Goran Eriksson, que fue su entrenador en la Fiorentina durante la temporada 1988-89. Hace poco, el sueco dijo que cuando tuvo a su cargo a Dunga, de 25 años por aquel entonces, supo que el sudamericano iba a ser un gran líder.

"Le conozco muy bien, le traje y le dirigí un año", dijo Eriksson.

"Cuando él era jugador, lo sabía todo sobre la táctica. Ha sido uno de los mejores jugadores que he dirigido, era fantástico, sabía todo sobre las tácticas de defensa y ataque", remarcó.

Dunga también alabó a su ex entrenador.

"No estoy sorprendido de que ellos (Costa de Marfil) sean un equipo extremadamente bien organizado. No es fácil marcarles", destacó el técnico de la pentacampeona.

Brasil jugará su sexto partido ante equipos africanos en un Mundial. Hasta ahora ha ganado todos los enfrentamientos previos -- contra Zaire en 1974, Argelia en 1986, Camerún en 1994, Marruecos en 1998 y Ghana en 2006 -- sin recibir ningún gol ante una selección africana.