Público
Público

«Todos saben que Bretón no perdió a sus hijos»

Sucesos» La madre de Ruth y José rompe su silencio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ruth Ortiz, la madre de Ruth y José, los dos niños desaparecidos en Córdoba desde el pasado 8 de octubre, rompió ayer un silencio público que ya duraba tres meses y lo hizo para acusar a su marido, José Bretón. Tras 25 minutos de silencio, Ruth Ortiz estalló con voz viva y firme: “Todo el mundo que conozca a José Bretón sabe que él no ha perdido a sus hijos, y al que no lo conozca se lo digo yo. Él es el responsable de la desaparición de mis hijos y tiene que hablar”, gritó la madre de Ruth y José, entre el tañir de las campanas de una iglesia cercana y el aplauso de las casi 500 personas que se concentraron en el Bulevar del Gran Capitán de Córdoba para apoyarle.

La madre de los dos hermanos, de tan sólo 6 y 2 años, también tuvo palabras para la familia de José Bretón, que en sus últimas declaraciones ante el juez ha avalado su versión de que perdió a los pequeños en el parque Cruz Conde aquel sábado 8 de octubre. “Su familia sabe que es el responsable de la desaparición, pero para ellos es más fácil aferrarse a que los perdió que aceptar la cruda realidad”. En ese momento, la fortaleza de Ruth Ortiz se vino abajo. Ocultó sus ojos tras sus gafas de sol y se refugió en sus amigos y hermanos, que la sacaron de la concentración entre aplausos.

La madre de los pequeños se entrevistó el pasado 28 de diciembre con José Bretón en la cárcel. En un encuentro de unos 50 minutos, Bretón siempre sostuvo que había perdido a los niños pero que no se preocupara, que estaban bien. Desde entonces, el entorno de Ruth Ortiz se ha preguntado que “cómo puede saber que los niños están bien si dice que los perdió” y ya se ha lanzado a acusar al que es el único sospechoso para la Policía y el juez de lo que les haya ocurrido a Ruth y José.

“Ya está bien”

La portavoz de la madre, Esther Chaves, que tomó la palabra cuando Ruth Ortiz ya no pudo hablar más, dijo que “hemos sido muy prudentes y muy templados, pero ya está bien. Son tres meses sin que esa madre pueda darle un beso a sus hijos”. Chaves, que admitió que se siguen aferrando a la posibilidad de que los niños estén vivos “porque nadie nos ha dicho todavía lo contrario”, expresó de una forma elocuente el pesimismo que inunda a la familia: “Los días han sido muy difíciles en Navidad. Todos teníamos la esperanza de que antes de Reyes iban a aparecer los pequeños. Los niños de la familia nos preguntaban que por qué si los Reyes son magos no les podían traer a sus primos”.

Ruth Ortiz habló ayer por primera vez en público desde que hace tres meses desaparecieran sus dos hijos. La mujer entró en el Bulevar del Gran Capitán de Córdoba acompañada por unas 200 personas procedentes de Huelva. Cuando se paró, comenzaron unos interminables 25 minutos de silencio, que sólo fueron interrumpidos por la musiquita de las atracciones navideñas instaladas en la zona, que dibujaban un ambiente todavía más descorazonador. La pancarta principal exhibía dos fotos enormes de los pequeños y el lema “Basta ya de torturarlos”. A su lado, otros carteles exigían la vuelta a casa de los niños y se preguntaban por su paradero.

Mientras tanto, la investigación policial sigue estancada. Bretón, por su parte, continúa en la prisión provincial de Córdoba vigilado por dos presos de confianza.