Público
Público

El brote europeo de E. coli lo causó una nueva cepa tóxica

Rusia ha prohibido las importaciones de todos los vegetales crudos provenientes de la Unión Europea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La causante del brote mortal de E. coli que se está extendiendo desde Alemania al resto de Europa es una cepa de la bacteria nueva y altamente infecciosa, informaron científicos el jueves, lo que enciende la alarma en todo el mundo.

Expertos chinos que forman parte de una red global de laboratorios dispuesta para comprender el brote, que hasta el momento provocó la muerte de 17 personas y contagió a más de 1.500 en al menos 10 países europeos, asegura que porta genes que la hacen resistente a varios tipos de antibióticos.

'Esta E. coli es una nueva variante de la bacteria que es altamente infecciosa y tóxica', según científicos del Instituto de Genómica Pekín de la ciudad de Shenzhen, en el sur de China, que están colaborando con expertos alemanes.

El portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Aphaluck Bhatiasevi dijo: 'Esta cepa nunca se ha visto en un brote hasta ahora'.

'Esta cepa nunca se ha visto en un brote hasta ahora' En medio de una crisis comercial que parece empeorar, Rusia prohibió las importaciones de todos los vegetales crudos provenientes de la Unión Europea (UE), lo que generó una protesta inmediata de la Comisión Europea, que considera la medida 'desproporcionada'.

Moscú había prohibido ya las importaciones de vegetales de Alemania y España por el brote, del que las autoridades alemanas responsabilizaron originalmente a pepinos contaminados importados de España antes de rectificar y disculparse con Madrid.

Holger Rohde, experto en bacteriología del Hospital Universitario de Hamburgo, que estuvo en el epicentro del brote conocido la semana pasada, señaló: 'Detectamos que se trata, de hecho, de una variante nueva de este patógeno aún no descripta'.

Gennady Onishchenko, jefe de la agencia de protección rusa al consumidor Rospotrebnadzor, dijo que las muertes causadas por el brote 'demuestran que la muy elogiada legislación sanitaria europea, la cual se está instando a Rusia a adoptar, no funciona', informó la agencia de noticias Interfax.

La nueva prohibición entró en vigor el jueves por la mañana, señaló Onishchenko. Esto provocó una protesta inmediata de la UE, que en el 2010 exportó vegetales a Rusia por valor de 594 millones de euros. No estaba claro qué proporción del total corresponde a verduras crudas.

España está amenazando con emprender acciones legales por la crisis. Quiere compensaciones para sus agricultores, que dicen que las pérdidas les están costando 200 millones de euros a la semana y podrían dejar a 70.000 personas sin trabajo.

El primer ministro español, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo que la Comisión Europea había actuado de forma lenta. 'Me hubiese gustado una reacción más clara de la Comisión', señaló el presidente. La canciller Angela Merkel se ha comprometido a estudiar indemnizaciones para los agricultores españoles, según fuentes de Moncloa.

Polonia, que junto con Francia y Alemania es uno de los mayores exportadores de frutas y vegetales a Rusia, manifestó que la reacción rusa es 'excesiva comparada con el daño'.

'Aunque también nos damos cuenta de que el tiempo que le llevó a Europa descubrir lo que estaba pasando ha sido demasiado extenso', dijo en una conferencia de prensa el ministro de Agricultura polaco, Marek Sawicki.

'La Comisión Europea no puede hacer como que nada ha pasado (...) la situación ya está impactando en los agricultores', agregó.

Holanda, famoso por su producción masiva de cultivos para ensaladas como lechuga y tomates, describió la veda rusa como un gran contratiempo.

'Tras el colapso del mercado consumidor alemán, las ventas a Rusia ahora también son imposibles', dijo el subsecretario de Asuntos Económicos, Agricultura e Innovación holandés, Henk Bleker.

Los países de la UE exportaron en el 2010 594 millones de euros en vegetales a Rusia, mientras que las importaciones del bloque de hortalizas rusas fue de apenas 29 millones de euros, según cifras regionales.

Mientras que la mayoría de las cepas de E. coli no producen enfermedad alguna, algunas -como esta nueva variante- se adhieren con fuerza a las paredes de los intestinos y generan toxinas.

'Son estas toxinas las que causan daño en el intestino, generando diarrea hemorrágica, y pueden perjudicar todo el cuerpo', dijo Paul Wigley, de la University of Liverpool en Gran Bretaña.

Los científicos chinos informaron que la bacteria que identificaron está muy relacionada con otra cepa de E. coli llamada EAEC 55989, que anteriormente se había hallado en Africa y que se sabe que provoca diarrea severa.

Aún no hay indicios de la fuente del brote y que quizá nunca se conozcan Reinhard Burger, jefe de la agencia alemana de control de enfermedades, el Instituto Robert Koch (RKI), admitió el jueves que aun no hay indicios de la fuente concreta del brote y que quizá nunca se llegue a hallarlos.

'Creo que las cifras [de casos] bajarán, pero cuánto se tardará, no estoy seguro', dijo a la BBC. 'De hecho podrían ser semanas o meses y no estoy seguro de si realmente encontraremos la fuente', manifestó Burger.

El RKI informó el miércoles de 365 nuevos casos de E. coli y dijo que una cuarta parte de ellos estaban relacionados con una complicación que podría ser letal de un tipo de E. coli conocido como bacteria E. coli productora de la toxina Shiga (STEC).

La OMS informó que se le habían notificado casos en Austria, Dinamarca, Francia, Holanda, Noruega, España, Suecia, Suiza y el Reino Unido.

Todos los casos excepto dos son de personas que recientemente visitaron el norte de Alemania o, como sucedió en un caso, entraron en contacto con un visitante de esa zona.

Hay muchos hospitalizados, varios de los cuales están en cuidados intensivos, incluyendo algunos que necesitan diálisis por problemas renales.

Las autoridades de la UE dijeron además que se había informado de tres casos en Estados Unidos, también vinculados con el brote alemán.

Los expertos sanitarios de la UE dicen que están conmocionados por el tamaño y la gravedad del brote, que es de una escala nunca vista antes en la región, y recomiendan medidas estrictas de higiene como lavarse las manos y limpiar y cocinar bien la comida.

Denis Coulombier, responsable del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), dijo que los estudios muestran un vínculo estrecho entre los síntomas de la enfermedad y el consumo de vegetales frescos en Alemania.

'Tener un número tan elevado de casos severos implica que probablemente haya una enorme contaminación en algún punto', dijo a Reuters en una entrevista.

'Esto podría haber sido en cualquier lugar entre la granja y el tenedor -en el transporte, el embalaje, la limpieza, los mayoristas o los comercios minoristas-, en cualquier punto de esa cadena alimentaria', agregó.