Público
Público

Brown defenderá en Bruselas la candidatura de Blair a la presidencia de la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro británico, Gordon Brown, cabildeará esta semana en Bruselas a favor de que su predecesor en el cargo, Tony Blair, sea el primer presidente de la Unión Europea (UE), señalaron hoy fuentes de Downing Street a la BBC.

Pese a los anteriores desmentidos de Downing Street a informaciones en ese sentido, Brown defenderá ahora la eventual candidatura de Blair ante otros jefes de Estado y de Gobierno, según la emisora pública.

El líder de la oposición conservadora británica, David Cameron, expresó el martes su oposición tanto a la futura presidencia de la UE como a la posibilidad de que la ocupe su compatriota.

Según la BBC, otro político de la oposición, el líder liberal-demócrata Nick Clegg, aun estando a favor de una presidencia europea, no quiere tampoco ver a Blair al frente.

El propio Blair no ha dicho aún en público si aspira o no al puesto aunque se cree que hay gente que está haciendo el trabajo por él.

El tabloide conservador británico "Daily Mail" criticó el martes la posibilidad de que Blair pueda llegar a la presidencia europea tras haber mentido a sus conciudadanos para llevar al país a la guerra de Irak y dijo que sería una "ofensa a la democracia".

Blair ha amasado una fortuna desde que dejó la jefatura de gobierno gracias al circuito de conferencias y a sus labores de asesoramiento a bancos y empresas, algo que también le critican muchos aquí.

Es además enviado para la Paz en Oriente Medio aunque algunos ponen en tela de juicio su imparcialidad dadas sus conexiones con influyentes personalidades israelíes y dudan de que haya logrado avance alguno en esa región.

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha apoyado en público a Blair, pero también hay dudas de que la suya sea precisamente la mejor de las recomendaciones, al menos ante la opinión pública europea.

Asimismo ha expresado su apoyo el ministro francés de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner, aunque, según algunas fuentes, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, que veía su candidatura con simpatía, parece dudar últimamente mientras que la canciller federal alemana, Angela Merkel, no ha dejado claro a quién apoyaría para ese puesto.

Según la BBC, el responsable de Asuntos Exteriores de los "tories", William Hague, ha dejado claro a franceses y alemanes de que el nombramiento de Blair se consideraría una acción "hostil" contra un futuro Gobierno conservador británico, muy probable tras las elecciones generales del año próximo.

Según fuentes próximas a Blair citadas hoy por el diario británico "Financial Times", el ex líder laborista quiere saber cuál es la posición de Sarkozy y Merkel antes de tomar una decisión sobre si se presenta o no.

Se espera que Blair consulta también con el primer ministro polaco, Donald Tusk, y el jefe del gobierno holandés y potencial rival, Jan Peter Balkende.

Hasta ahora sólo el primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker, ha dado a entender, en declaraciones al diario francés "Le Monde", que aceptaría el puesto si se le propusiese.

Según "Financial Times", la candidatura -todavía no oficial- de Juncker no tiene muchas posibilidades de prosperar por un casi seguro veto británico.

Tampoco le ayudan las críticas de Sarkozy al hecho de que, como presidente permanente de los ministros de Finanzas de la eurozona, el político luxemburgués no hubiera conseguido forjar una respuesta común a la crisis financiera.

El "Financial Times" apunta la posibilidad de que, aun consciente de que Reino Unido le vetaría, Juncker haya lanzado su nombre para frustrar una candidatura de Blair y permitir que salga algún candidato de compromiso, como podría ser Balkenende.