Público
Público

Bruselas está "inquieta" por el efecto de las revueltas en la inmigración

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión Europea (CE) afirmó estar "inquieta" por la "difícil situación" en el norte de África y sus efectos en la inmigración ilegal que está llegando a la Unión Europea procedente de esa región mediterránea.

"Estamos estudiando en estos momentos cuál es la difícil situación que tenemos delante. Nos inquieta el devenir de los hechos en el norte de África", señaló el portavoz europeo de Interior, Michele Cercone.

Bruselas se ha mostrado segura sin embargo de su gestión de la crisis y la prontitud en la toma de decisiones.

Cercone destacó que "en sólo cuatro días" se ha programado y puesto en marcha sobre el terreno una misión Frontex para ayudar a Italia a contener la inmigración en la isla de Lampedusa, donde en la última semana llegaron más de 5.000 inmigrantes procedentes de Túnez y otros países vecinos.

Esta operación de Frontex, que lleva el nombre de "Hermes", forma parte del conjunto de medidas de la Comisión para afrontar estos flujos migratorios, incluida la cooperación con las autoridades tunecinas, la asistencia financiera y la ayuda de la policía europea Europol.

Bruselas dará información en las próximas horas de los Estados miembros que ya han ofrecido su personal y recursos para la misión (entre los que ya están confirmados Italia y Malta).

El portavoz destacó que no se descarta cofinanciar proyectos de cooperación a la inmigración legal y ayuda al asilo en coordinación con países como Libia, pero matizó que "no se hará llegar ni un euro directamente a las autoridades libias".

El pasado septiembre, el líder libio Muamar al Gadafi, pidió 5.000 millones de euros anuales a la Unión Europea (UE) para combatir la inmigración ilegal procedente de África.

Otro episodio tenso en las relaciones entre la UE y Libia se produjo la primavera pasada cuando Trípoli derogó la concesión de visados a los ciudadanos de la Europa sin fronteras Schengen como represalia por la detención en Ginebra de uno de los hijos del líder libio, Hanibal Gadafi.

"Una reflexión política más amplia" sobre las consecuencias para la política de inmigración de la UE de las revueltas en la cuenca mediterránea está siendo discutida en el consejo de Exteriores que se celebra hoy en la UE y también será objeto de debate el jueves durante el consejo de ministros de Interior.