Público
Público

Bush califica de vital el plan de rescate financiero de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, dijo el lunes que el plan de rescate financiero de 700.000 millones de dólares (unos 479.400 millones de euros) afrontará las causas que originaron la crisis en los mercados y ayudará a que las turbulencias no se extiendan al resto de la economía.

En una breve declaración después de que los legisladores se pusieran de acuerdo sobre un plan para aprobar el rescate, Bush elogió el pacto describiéndolo como "una ley audaz que evitará que la crisis de nuestro sistema financiero se expanda por toda nuestra economía".

"Tengo confianza en que este plan de rescate, junto a otras medidas tomadas por el Departamento del Tesoro y la Reserva Federal, empiecen a restablecer la fuerza y estabilidad al sistema financiero estadounidense y a la economía general", dijo Bush.

En un intento por llevar calma a los estadounidenses y a los mercados, el presidente instó al Congreso a aprobar rápidamente la legislación.

"El Congreso puede enviar una fuerte señal a los mercados aquí y en el extranjero si lo aprueba sin demora", afirmó.

Mientras Bush hablaba, una serie de rescates bancarios tomaba forma en Europa y los mercados seguían en un clima de nerviosismo a la espera de que el Congreso vote el paquete.

Los inversores estaban atentos a cada detalle de las negociaciones en Washington, mientras en Europa y Asia los bancos centrales inyectaban dinero en el sistema para suavizar la crisis crediticia.

En Estados Unidos, los republicanos de la Cámara de Representantes eran el principal obstáculo para aprobar el plan, alegando reparos a gastar tanto dinero público en un año electoral.

Los líderes parlamentarios republicanos y demócratas anunciaron que habían llegado a un acuerdo provisional el domingo sobre un plan que utilizaría fondos de los contribuyentes para comprar deuda hipotecaria dudosa para restablecer la confianza.

"Ayer, los líderes aquí en Washington alcanzaron un acuerdo extraordinario para enfrentarse a un problema extraordinario en nuestra economía", dijo Bush.

"Las negociaciones algunas veces son difíciles, pero su trabajo y cooperación tuvo su recompensa. El plan bipartidista afronta las causas de la crisis financiera", agregó.