Público
Público

La búsqueda moverá más de 40.000 toneladas de basura

El Gobierno pide un informe para evaluar cuánto ha costado rastrear el cuerpo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La búsqueda del cadáver de Marta del Castillo en el vertedero de Alcalá de Guadaíra, donde casi con toda probabilidad se encontraría de ser cierto que fuera arrojado a un contenedor en Sevilla, obligará a 'mover 40.000 o 45.000 toneladas de basura'. Así lo explicó ayer el máximo responsable de este operativo, el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, que aseguró que la búsqueda será 'ciertamente compleja'.

Fuentes de la Delegación del Gobierno aseguraron ayer que será difícil que la búsqueda comience hoy, porque hay mucho que preparar antes del inicio. No hay, como no lo había en la búsqueda en el río, garantías de éxito en caso de que el cuerpo esté allí. Tampoco de que el cuerpo ni siquiera esté en el vertedero. El director general de la mancomunidad que gestiona el basurero, Juan Ramón García, considera 'casi imposible' que el cadáver haya llegado sin que nadie lo haya detectado. Pero López Garzón aseguró que, en cuanto esté cerrado el estudio sobre los medios humanos y materiales necesarios, la búsqueda se realizará 'exclusivamente allí' y tendrá a su disposición todos los medios necesarios.

Hasta que lo pare el juez

El dispositivo durará hasta que aparezca el cuerpo o el juez diga que paren los trabajos. En medios policiales existe un ambiente de cierto 'escepticismo' ante la idea de que el cadáver esté en el vertedero, pero también se comprende la necesidad de comprobarlo todo.

López Garzón rehusó aclarar si la búsqueda en el vertedero será más difícil que en el río Guadalquivir, donde fueron movilizadas más de 200 personas durante más de un mes. Lo que sí anunció es que 'personalmente' ha pedido a la Abogacía del Estado que 'elabore un informe' sobre el coste de la búsqueda del cuerpo de Marta, para incorporarlo a las actuaciones judiciales.

Esta medida se toma después de que Miguel dijera el lunes que arrojó el cadáver a un contenedor. Hasta entonces había mantenido que lo tiró al río, algo a lo que la Policía daba 'un 99,9 % de posibilidades'. 'Le di la misma credibilidad que el Poder Judicial, la Policía y gran parte de la ciudadanía', dijo ayer López Garzón al ser preguntado sobre el asunto por los periodistas.