Público
Público

La caída de Txeroki tendrá consecuencias en ETA, según Rubalcaba

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La detención de Garikoitz Aspiazu Rubina, alias "Txeroki", marcará un antes y un después en ETA, según aseguró el miércoles el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien advirtió de que las fuerzas de seguridad están en máxima alerta ante la posible reacción de la banda a la operación.

"No me gusta hablar del fin de ETA, me parece que es simplemente una ilusión que en este momento no podemos poner encima de la mesa (...) pero alguien tan importante como Txeroki en la banda terrorista ETA no se va a la cárcel sin que en ETA pase algo, eso es evidente", dijo Rubalcaba en una entrevista con la Cadena Ser.

"Hay una ETA de antes de Txeroki y otra ETA después de Txeroki, que era en este momento el máximo dirigente de la banda terrorista", añadió.

El ministro dijo que Txeroki, detenido en la madrugada del lunes en Francia junto con la presunta etarra Leire López Zurutuza, era una persona "con mucho peso político, con una leyenda dentro de la banda".

Según Rubalcaba, lleva mandando en ETA desde 2004-2005, aunque no fue hasta la detención en mayo de Francisco Javier López Peña, alias "Thierry", cuando se convirtió en el responsable tanto del llamado aparato político como del militar.

El ministro consideró que la presión policial llevó a que Txeroki, "que era un obsesivo de la seguridad", cometiera un error de libro y colocara una matrícula falsa obsoleta en su coche.

"Quién les ha visto y quién les ve", reflexionó.

MÁXIMA ALERTA

Rubalcaba afirmó que entre los presos de ETA y el mundo de la izquierda abertzale que apoya la violencia hay una "sensación de una debilidad creciente, casi de un proceso de deterioro imparable", por lo que los nuevos dirigentes de la banda tratarán de cortar esa tendencia con un atentado.

"Lo van a intentar, y nosotros estamos en máxima alerta para que no lo intenten", afirmó.

Respecto a la posibilidad de que a las próximas elecciones autonómicas se presente una "lista blanca" que represente los objetivos de la ilegalizada Batasuna, el ministro dijo que será ETA la que tome la decisión, porque es la que lleva las riendas del mundo de la izquierda abertzale.

"ETA tiene pánico a que aparezca lo que la propia ETA denomina un tercer espacio, entre la violencia y el nacionalismo (...) que defienda la independencia en el marco de la legalidad, ese espacio es el que le da miedo a ETA, ése es el que tratan por todos los medios de achicar", aseguró.

Rubalcaba descartó además la posibilidad de que en el futuro se pueda realizar una negociación con la banda armada, tras las experiencias frustradas de diversas treguas, la última de ellas en 2006.

"Se ha intentado tres veces (...) la democracia ha sido muy flexible y generosa y lo ha intentado una y otra vez y uno llega a la conclusión de que no quieren la paz", declaró,