Público
Público

Las cajas tendrán que sacar a Bolsa un 25% de su capital

Salvo excepciones, es el mínimo que permite la CNMV en las colocaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Julio Segura, pidió ayer a las cajas de ahorros que están pensando en salir a Bolsa que consulten primero y 'cuanto antes' a la CNMV. A través de una carta dirigida a la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), Segura ha querido recordar a las cajas que el proceso de empezar a cotizar en los mercados es complicado porque no hay un historial previo que facilite la valoración y requiere el cumplimiento de una larga serie de requisitos. 'Me preocupé mucho cuando escuché a distintos directivos de entidades financieras explicar a la prensa cómo querían salir a Bolsa. A veces incluso con procedimientos que la ley no permite', aseguró ayer Segura en el acto de presentación del plan de actividades del regulador de la Bolsa para 2011.

Segura recordó que, para salir a Bolsa, una compañía tiene que vender al menos un 25% de su capital, aunque la CNMV tiene capacidad para flexibilizar este requisito en función de las condiciones de la operación, como ya hizo con Criteria e Iberdrola Renovables, a las que permitió salir con un free float (capital que cotiza libremente en bolsa) del 20%.

La CNMV comprará una nueva sede por 71,1 millones de euros

Hasta ahora, los únicos que se han dirigido a la Comisión han sido La Caixa y Caja Madrid, según Segura, aunque otras entidades, como Banca Cívica, han insistido en varias ocasiones en que su intención es cotizar cuanto antes.

El banco de Caja Madrid ha anunciado su intención de cotizar, pero no ha dado cifras. Los analistas calculan que necesitará captar 2.000 millones y eso supondría el 20% de su capital, así que, si la CNMV no hace una excepción, tendrá que sacar a Bolsa al menos el 25%.

Pese a las intenciones de varias entidades de salir a Bolsa, muchos expertos siguen todavía dudando de que haya capital interesado en adquirir esas acciones cuando todavía se mantienen algunas dudas sobre la fortaleza de los balances de estas entidades. Luis de Guindos, director del Centro del Sector Financiero de PwC e IE Business School, dijo ayer que 'va a ser difícil que entre capital privado en las cajas, y si entra será a precios muy baratos', y añadió que muchos inversores preferirán que entre primero el Gobierno y sanee las entidades para después comprar ellos con seguridad.

Ese será probablemente el momento en que los bancos españoles se decidan a comprar cajas, un proceso que desde algunos ámbitos se considera imprescindible. 'El peor riesgo es que a los bancos no les interesara participar en el rescate de las cajas; eso sería un pésimo signo', defendió Miguel Martín, presidente de la patronal de banca, AEB. Durante su intervención en un curso organizado por la APIE, insistió en que no quiere que las cajas caigan, sino que sobrevivan, y apostilló que si desaparecen habrá sido 'por error de ellas'.

Martín explicó que el crédito no crecerá hasta que lo haga la economía, y De Guindos desveló que el grifo de la financiación está cerrado para las pymes.