Público
Público

California ensaya su próximo gran terremoto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los habitantes del sur de California se arrojaron el jueves al suelo al mismo tiempo y se escondieron bajo mesas y escritorios durante los dos minutos que duró un terremoto imaginario, en el mayor simulacro de emergencia organizado nunca en Estados Unidos.

La "Gran Sacudida de California del Sur", como se conoce el ensayo, fue organizada por científicos y por responsables de emergencias como parte de una campaña para preparar a 22 millones de personas que viven sobre la falla para un seísmo, que según los expertos es inevitable a largo plazo.

El ejercicio está basado en un supuesto movimiento de tierra de 7,8 grados en la falla subterránea de San Andrés, que se extiende cientos de kilómetros a lo largo del estado.

El terremoto hipotético, de intensidad similar al seísmo que sacudió China en mayo, dejando miles de muertos, será también la base del ejercicio Golden Guardian de este año, una simulación anual de desastres que realizan durante días los servicios de emergencia de todo el estado.

"Esto nos ayuda a afinar nuestras habilidades", dijo Patricia Aidem, portavoz del Centro Médico Providence Holy Cross en un barrio de Los Ángeles, cuyo centro de traumatología forma parte del gran simulacro.

"Vivimos en un país con terremotos, así que estar preparado para ayudar al público es sólo una enorme ventaja para la comunidad".

MILLONES DE REGISTROS

Más de cinco millones de personas se inscribieron para formar parte del simulacro, y los organizadores afirmaron que muchos más se unirían sin registro.

A las 10 de la mañana hora local, media tarde en España, estudiantes, oficinistas y personas que estén en sus casas realizarán el plan "Dejar (lo que estés haciendo), cubrirse y esperar" durante dos minutos, que es la duración media de un seísmo de este tipo.

Los participantes habían recibido instrucciones, distribuidas por las autoridades en los centros escolares y de trabajo, y transmitidas además por la radio y la televisión.

La detallada simulación ha sido diseñada por un equipo de geofísicos e ingenieros, y es el mayor esfuerzo hasta la fecha para prever las consecuencias del "big one" ("el grande") que se espera que sacuda el sur del estado.

Ese gran terremoto, de acuerdo con las previsiones de los expertos, podría matar a 1.800 personas, herir a 50.000 y dejar al menos 250.000 personas sin hogar.