Publicado: 28.11.2013 16:48 |Actualizado: 28.11.2013 16:48

El calvo de la lotería canta "los números que de verdad importan"

El actor británico, Clive Arrindell, protagoniza la nueva campaña de Acción contra el Hambre. Cada día mueren en el mundo 8.500 niños por desnutrición

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cada día mueren en el mundo 8.500 niños por causas relacionadas con la desnutrición que con un tratamiento que cuesta sólo 40 euros salvarían la vida. Estos son algunos de "los números que de verdad importan" sobre los que habla en la nueva campaña de Acción contra el Hambre el actor británico Clive Arrindell, conocido en España como 'el calvo de la lotería' porque protagonizó los anuncios del sorteo de Navidad entre 1998 y 2005.

La campaña, titulada Otros números ofrece se basa en la contraposición de "otros números que están en juego" y "los otros números de la suerte" que están en juego esta Navidad. Así, ofrece de la mano de Arrindell tanto los datos "de las vidas aniquiladas por el hambre cada año" como los de "las soluciones disponibles hoy día".

"Para mí, que solo vendía billetes de lotería, es todo un honor volver a España para colaborar con Acción contra el Hambre. Mucha gente cree que el hecho de que los niños mueran de hambre es algo natural, con lo que hay que vivir, y cualquier proyecto que contribuya a cambiar esta mentalidad es algo importante. Para mí es inaceptable que esto siga ocurrindo", asegura el actor británico.

"Para mí, que solo vendía billetes de lotería, es todo un honor volver a España para colaborar con Acción contra el Hambre"

Entre los números que están en juego, la ONG destaca que la desnutrición está relacionada con el 45% de muertes de niños cada año y, pese a que el tratamiento no supera los 40 euros, sólo 1 de cada 10 niños desnutridos tiene acceso al mismo. En total, se necesitarían 9.000 millones de euros anuales para aplicar el paquete básico nutricional en los 15 países con mayor carga de desnutrición del mundo.

En cuanto a los números de la suerte, Acción contra el Hambre afirma que hay motivos para sentirse afortunado. "Somos la primera generación que puede acabar con el hambre y esa es una gran suerte", explica, para incidir en que se han producido avances como que 38 países hayan logrado alcanzar el primer Objetivo de Desarrollo del Milenio (erradicar la pobreza extrema y el hambre), "lo que muestra que con políticas adecuadas, se puede".

Asimismo, destaca que la desnutrición aguda se ha reducido un 8% en los últimos diez años y durante el último, el número de personas con hambre en el mundo se ha reducido en 26 millones. También ha menguado un 40% el número de niños menores de 5 años con retraso en el crecimiento y se ha duplicado el de los que acceden a tratamientos nutricionales en el último trienio.