Público
Público

Un cambio en EEUU aumenta el acceso a la píldora del día después

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Anne Harding

Las mujeres acceden másfácilmente y rápidamente a la píldora del día después desde quela Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos(FDA) autorizó la venta libre del medicamento a los adultos,reveló una encuesta.

El sondeo se realizó en farmacias de tres ciudadesestadounidenses importantes.

En el 2006, la FDA aprobó modificaciones en la venta delplan B: desde entonces, los mayores de 18 pueden comprarlo sinindicación médica, mientras que los menores necesitan la recetade un médico.

El fármaco consta de una dosis alta de progesterona y evitaque los ovarios liberen un óvulo o demora su liberación. Adiferencia de la "píldora del aborto", la RU-146 no daña unembarazo en curso.

"Cuanto antes se tome, más efectivo es, lo que explica porqué es tan importante su disponibilidad", dijo a Reuters Healthla autora principal del estudio, la doctora Rebekah E. Gee, dela Escuela de Medicina de la University of Pennsylvania, enFiladelfia.

El plan B funciona mejor cuando se usa dentro de las 24horas posteriores a una relación sexual sin protección, agrególa especialista.

Para investigar si la modificación de la ley tuvo algúnefecto sobre la disponibilidad del fármaco, el equipo dirigidopor Gee realizó una encuesta en farmacias de Atlanta, Boston yFiladelfia en el 2005 y el 2007. La primera ronda de encuestasincluyó 1.087 farmacias y la segunda, 795.

El equipo halló que en el 2005 el 23 por ciento de lasfarmacias informó no haber podido vender el plan B dentro delas 24 horas. Dos años después, apenas el 8 por ciento volvió ainformarlo.

Y el 2 por ciento de los farmacéuticos entrevistados en el2007 dijo que se negaría a vender el fármaco, comparado con el4 por ciento en el 2005.

En Atlanta, donde las leyes estatales permiten que losfarmacéuticos se nieguen a vender anticonceptivos de emergenciasi va en contra de sus principios morales o sus creenciasreligiosas, la tasa de rechazo de venta fue del 9 por ciento enel 2005 y del 2 por ciento en el 2007.

El porcentaje de farmacias que no pudo vender el fármacodentro de las 24 horas bajó del 35 al 14 por ciento.

Filadelfia no tiene leyes que regulan si un farmacéutico sepuede negar a vender anticonceptivos de emergencia o si lasfarmacias están obligadas a tener todos los fármacosdisponibles.

Allí, el porcentaje de farmacias que no podían vender elfármaco dentro de las 24 horas de la relación sin protecciónbajó del 23 por ciento en el 2005 al 10 por ciento en el 2007,mientras que las tasas de rechazo de venta fueron del 3 porciento en el 2005 y del 4 por ciento en el 2007.

En Boston, donde la ley les exige a las farmacias tenertodos los medicamentos disponibles, las tasas de disponibilidado de rechazo de venta del plan B fueron bajas en ambos períodosde medición.

El plan B es extremadamente seguro, indicó Gee. Las náuseasson el efecto adverso más frecuente. La autora opinó quedebería ser de venta libre también para los jóvenes.

"No hay evidencia de que el uso del plan B promueva lasrelaciones sexuales o las conductas de riesgo, aunque algunosde sus opositores lo argumentaron. Los datos definitivamentedemuestran que no es verdad", agregó la experta.

Estados Unidos tiene la tasa más alta de embarazos noplanificados del mundo industrial, mientras que una de cadatres mujeres estadounidenses tendrá un aborto, señaló Gee.

El plan B, agregó la investigadora, no reduce las tasas deembarazos no planificados en la población y el equipo loatribuye a que no reemplaza la anticoncepción de rutina.

"Sólo a través del mayor acceso a métodos anticonceptivosmás efectivos y de la educación de las mujeres sobre su saludreproductiva podremos ver un cambio en las tasas de embarazosno deseados", escribió el equipo.

FUENTE: American Journal of Obstetrics & Gynecology,noviembre del 2008