Público
Público

Un campesino gana la batalla a Shell por un vertido en el Delta del Níger

La justicia holandesa condena a la multinacional petrolera a indemnizar a un trabajador afectado por la fuga de fuel producida en 2005

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La justicia holandesa ha reconocido la responsablidad de la petrolera Royal Dutch Shell por un vertido registrado en Nigeria en 2005 y ha condenado a la multinacional a indemnizar a un campesino afectado por la fuga con una cantidad aún por determinar.

Es la primera vez que Shell es llevada a los tribunales de Holanda por un caso de vertidos contaminantes en el extranjero. Cuatro ciudadanos nigerianos, junto con al organización Milieudefensie (rama holandesa de la ONG Amigos de la Tierra) presentaron de manera conjunta en 2008 varias demandas contra Shell, cuya sede mundial se encuentra en Países Bajos, para reclamar por la pérdida de ingresos a causa de la contaminación en las tierras y vías fluviales del Delta del Níger de las que se sirven para vivir. 

Aunque el tribunal condenó a la petrolera en el caso del campesino, la exculpó de responsabilidad en las cuatro denuncias restantes, según indicaron fuentes judiciales.

Los cuatro nigerianos, pescadores y agricultores, adujeron que no habían podido seguir alimentando a sus familias a causa de la contaminación, prodecende de los oleoductos y la refinería de la petrolera, en la que se registraron varios vertidos en 2004, 2005 y 2007.

Los demandantes adujeron que no podían alimentar a sus familias por la contaminación 

Según la multinacional anglo-holandesa, los vertidos se produjeron a causa de un sabotaje y no por los fallos de mantenimiento en las instalaciones de su filial en Nigeria.  Sin embargo, el juzgado argumentó la responsabilidad de Shell en el caso por considerar que la multinacional incurrió en 'negligencia' al no tomar medidas para evitar el 'fácil sabotaje' en uno de sus tanques petrolíferos en la localidad de Ikot Ada Udo. Según la sentencia, Shell dejó 'abandonado' ese tanque y los saboteadores pudieron simplemente 'abrir con una llave inglesa' los cierres para acceder de forma ilegal al petróleo, lo que causó el vertido en 2005. 'Shell Nigeria habría podido prevenir fácilmente ese sabotaje cerrando 'con cemento' los recipientes, añade la sentencia.

A diferencia de otros casos, la denuncia se dirigió tanto contra la matriz de Shell en Países Bajos como contra su filial en Nigeria, Shell Petroleum Development Co (SPDC). La multinacional, que es la compañía petrolera y gasística más poderosa en Nigeria, ha tratado de eludir responsabilidades durante los años que ha durado el juicio argumentando que no tenía responsabilidad sobre las acciones de su filial en el país africano. Sin embargo, la justicia holandesa desestimó esta petición.

Shell produce en Nigeria más de un millón de barriles diarios de petróleo

Shell produce en Nigeria más de un millón de barriles diarios de petróleo, la mayor parte en la zona del Delta del Níger, de donde prodece más del 50% de las exportaciones petroleras del país y donde viven 31 millones de habitantes. En esa misma zona se encuentra la región de Ogoniland, de donde procede la principal fuente de alimentos para la empobrecida población rural.

Los demandantes exigían a Shell la correcta limpieza de las zonas afectadas por el vertido de crudo, de manera que se asegure el mantenimiento apropiado de sus infraestructuras de cara a evitar nuevos casos y que compense a los agricultores y pescadores afectados por los daños. El pasado mes de octubre, los abogados de Shell aseguraron que la compañía había participado en las labores de limpieza del Delta del Níger