Público
Público

Los campesinos! abren hoy el Wintercase

Este gruopo galés con este nombre tan español inicia una gira por España con su música extrovertida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Si durante los años noventa la música moderna fijó la mirada en sus zapatos y puso pose de 'qué malo es el mundo que no me deja ser yo mismo', con el cambio de siglo los grupos han adoptado una actitud bastante más extrovertida y optimista. No es que haya más esperanza de cambiar el estado de las cosas, pero no son pocos los grupos que se han dicho: 'Tampoco vamos a amargarnos, disfrutemos de lo que tengamos a mano'.

Algo de todo esto transmite la música de Los Campesinos!, que no son un grupo de Cuenca, sino de Cardiff (Gales). Ollie, batería de esta formación de siete integrantes, empieza explicándonos su nombre: 'Fue idea de Neil, que estaba estudiando español. Nos sonó muy bien y lo elegimos por eso. En ningún momento imaginamos que terminaríamos tocando en España'.

Lo hacen hoy en Madrid, mañana en Valencia, el viernes en Barcelona y el sábado en Bilbao, como cabezas de cartel de la primera semana del Festival Wintercase. ¿Y a qué suenan Los Campesinos! de Cardiff? Pues a una mezcla entre unos Bright Eyes más pop, unos Arcade Fire menos grandilocuentes y un Andrew Bird con más tendencia a la juerga.

Ollie se encarga de contarnos sus referentes: 'Una influencia clara para todos nosotros es Pavement. También nos sentimos próximos a bandas como Broken Social Scene, Grandaddy o Yo La Tengo'.

El grupo acaba de publicar We are beautiful, we are doomed, su segundo álbum en un año. ¿Tiene prisa por algo? 'Bueno, no es muy habitual en esta época, pero en los sesenta Beatles y Rolling Stones publicaban uno o dos discos al año. En realidad, no es nuestro segundo álbum oficial. Queríamos sacar un EP con varias canciones, pero como teníamos diez y duraba en total media hora se convirtió en un disco entero'.

El disco ha obtenido 9 puntos sobre 10 en la New Musical Express. 'Las críticas son interesantes, pero al final es la opinión de una sola persona', relativiza Ollie.