Público
Público

Campo Vidal afea al Gobierno no haber pactado con TVE la nueva financiación

El presidente de la Academia de Televisión advierte del riesgo de que la cadena pública quede como "algo residual"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Academia de Televisión, Manuel Campo Vidal, cree que el Gobierno no ha actuado correctamente a la hora de poner en marcha el nuevo modelo de financiación de Televisión Española, cuya principal característica es la supresión de la publicidad. En un desayuno informativo celebrado este lunes en Madrid, Campo Vidal afeó al Ejecutivo que haya diseñado el nuevo modelo 'sin dialogar con la principal televisión afectada', TVE, ya que 'este no es el camino para que las cosas vayan bien en el futuro'.

Para el veterano periodista, 'parece arriesgado' cambiar las condiciones de la cadena pública sin que exista un modelo alternativo con las garantías suficientes, ya que esta situación 'hace temer que pudiera llevar a la antesala de la desaparición de la televisión pública en España'. Campo Vidal, que participó en el Foro de la Nueva Comunicación, señala que 'sería un error crear las condiciones para que TVE no pudiera seguir adelante, pero también hacer que quede como algo residual'.

Por otro lado, preguntado por los rumores que le sitúan como uno de los candidatos para sustituir a Luis Fernández al frente de RTVE en el caso de que éste decidiera dejar la Corporación, Campo Vidal señaló que 'el rumor no es el motor de la historia' y añadió que la radio televisión pública 'tiene una persona excelente al frente'. Asimismo, indicó que no le parece 'inevitable en absoluto' la supuesta decisión de Fernández de abandonar.

El máximo responsable de la Academia de Televisión también se mostró preocupado por la proliferación de licencias de TDT local, que amenaza con 'quebrar el sistema'. Tras indicar que en Catalunya hay 92 de estas licencias, cifra que se eleva a 200 en el caso de Andalucía, consideró que se está dibujando un 'escenario difícil' debido a la 'insuficiencia de la tarta publicitaria' y de contenidos para todas estas televisiones.

Una 'tarta' limitada

Campo Vidal sostiene que la televisión afronta actualmente un proceso de cambio sin precedentes basado en cinco 'motores'. El primero es el tecnológico, basado en el salto de la televisión analógica a la digital, que tiene como principales consecuencias la fragmentación de las audiencias y la multiplicidad de canales. El segundo es el factor económico, determinado por el aumento de operadores y la limitación de la inversión publicitaria: 'La tarta publicitaria no crece, pero cada vez hay más actores que quieren participar de la misma'. Esto abre la puerta a cambios accionariales y fusiones entre televisiones. 'No pasará mucho tiempo hasta que esas alianzas se produzcan', aventuró.

Asimismo, hay que tener en cuenta en tercer lugar el 'motor político', que ya se ha puesto en marcha de la mano de las iniciativas del Gobierno, y también, como cuarto factor del cambio, 'las posibilidades que abre Internet'. Por último, no hay que olvidar, como quinto motor, el cambio en los hábitos de consumo de los telespectadores. 'La gente consume televisión de forma rápida y no selectiva', señala Campo Vidal, que sostiene que esta realidad 'exige nuevas formas de hacer televisión'.

No obstante, pese a todos estos factores, el presidente de la Academia es optimista sobre el futuro de la televisión generalista. 'Se equivocan de forma garrafal los que anuncian de forma catastrofista la muerte de la televisión generalista; siempre que ha nacido un nuevo medio se han oficiado funerales por el anterior', explicó. A su juicio, la televisión generalista tendrá que adaptarse a la nueva realidad, aunque 'se mantendrá con fuerza' en el futuro debido, entre otras razones, a que la publicidad 'busca en medios de alta audiencia la vía para enviar sus mensajes a la población'.