Público
Público

Canadá inicia los Juegos de nuevo sin medallas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Canadá, un país completamente absorbido por los Juegos Olímpicos de invierno, tuvo que ver el sábado cómo una estadounidense arrebataba la medalla de oro a una de sus favoritas, Jennifer Heil, impidiendo que acabara con un gafe de 34 años.

Mientras intentaban volver a la normalidad tras la conmoción por la muerte de un deportista georgiano en un entrenamiento de luge pocas horas antes de la ceremonia inaugural, la organización y los aficionados pudieron disfrutar de un día de deporte de alto nivel.

los de verano en Montreal en 1976 y los de invierno de 1988 en Calgary - pero se ha vuelto experto en abrazos de consolación y lágrimas de derrota. En esos dos acontecimientos no logró un solo oro, y todas las expectativas previas a Vancouver estaban puestas en quién acabaría con la sequía.

El sábado, varios canadienses tenían posibilidades, y la que más, Heil, ganadora en la prueba de esquí mogul estilo libre hace cuatro años en Turín. Estuvo cerca, muy cerca. Pero la estadounidense Hannah Kearney le arrebató la gloria delante incluso del primer ministro, Stephen Harper, y tuvo que conformarse con la segunda plaza.

Heil sonrió valiente y desafiante en el podio, pero no pudo evitar que se le escapara alguna lágrima en una entrevista posterior en televisión.

Otro emocionante final fue en patinaje masculino de pista corta, ganado por el surcoreano Lee Jung-su, pero en el que dos compatriotas que parecían directos a la plata y el bronce chocaron en los últimos segundos y dieron las medallas a dos estadounidenses, la sexta olímpica para uno de ellos, Apolo Anton Ohno.

RECUERDO

La muerte de Nodar Kumaritashvili, de 21 años, el viernes, se hizo notar todo el día, sobre todo en la pista de luge, la más rápida del mundo en alta montaña, en Whistler.

La competición masculina finalmente siguió adelante, aunque se decidió llevar su punto de partida al de la competición femenina, algo más abajo, y se elevó el muro de la curva 16 donde murió el debutante olímpico.

La niebla, la lluvia y la nieve se unieron para fastidiar algunas pruebas, y el descenso masculino fue aplazado al lunes.

un oro, una plata y dos bronces.

Otra esperanza canadiense desapareció en el patinaje de velocidad, que finalmente fue para el campeón del mundo holandés Sven Kramer, oro en los 5.000 metros. El holandés protagonizó unas escenas de alegría muy necesarias para los Juegos, saltándose la protección y dirigiéndose hacia sus amigos y familiares, vestidos de naranja.

"He trabajado como un animal para ganar esta medalla", declaró tras obtener su primer oro olímpico y acabar con los dolorosos recuerdos de Turín, cuando no triunfó a pesar de su favoritismo.

El esquiador de saltos suizo Simon Ammann obtuvo el primer oro de los Juegos el sábado por la mañana, y afirmó que la muerte de Kumaritashvili le dio fuerza antes de su salto ganador.