Publicado: 26.12.2014 23:39 |Actualizado: 26.12.2014 23:39

Capio, denunciada por mantener contratos irregulares en el Hospital de Valdemoro

IDC Salud contrata como 'freelance' a cuatro matronas después de que 13 profesionales del equipo llevaran a la empresa a los tribunales por la misma razón.

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 15
Comentarios:
Imagen de la fachada del Hospital de Valdemoro.

Imagen de la fachada del Hospital de Valdemoro.

MADRID.- Semanas después de que 13 matronas del Hospital de Valdemoro (Madrid) hayan denunciado a la empresa que gestiona el centro (IDC Salud, antigua Capio) por hacerles contratos mercantiles —como si fueran freelance— en lugar de laborales, el grupo sanitario acaba de incorporar a otras cuatro profesionales con la misma modalidad, es decir, contratos laborales encubiertos.

Las denunciantes acudían todos los días al hospital y formaban parte de equipos internos de trabajo, algo que no se ajusta a la definición de contrato mercantil, empleado únicamente para servicios puntuales.

El servicio de matronas de este centro, que llegó a estar formado por hasta 27 profesionales, lleva años sufriendo el azote de Capio. Sus trabajadoras empezaron cobrando 37.000 euros anuales, pero su salario se quedó reducido a 30.000 en 2011.

En los últimos meses, además, Capio les lanzó un ultimátum: o aceptaban un salario de 24.000 euros anuales o las echaban a la calle. “Hay mucho miedo, estamos sufriendo una presión insostenible”, explica una profesional del equipo, que prefiere mantener el anonimato. Incluso cuenta que la empresa no les ha pagado los dos últimos meses y que algunas de ellas llegan a realizar 14 guardias al mes —seis más de lo habitual— porque la empresa se niega a contratar a más personal.




Trece de estas matronas decidieron llevar el caso a los tribunales tras negarse a aceptar una conversión de su contrato mercantil a laboral asumiendo importantes reducciones salariales y peores condiciones laborales.

Su abogado, Jesús Molinera, cuenta a Público que IDC Salud se negó a reunirse una segunda vez con las matronas, lo que las condujo, dice, a seguir el proceso por la vía jurídica. En su opinión, el contrato mercantil en estos casos es “un fraude de ley” porque la relación que tienen las matronas con la empresa es claramente laboral.

Público se ha puesto en contacto con IDC Salud, pero no ha obtenido respuesta. El diario también ha contactado con la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, que remitió la consulta a la empresa que gestiona el hospital.

El caso ha saltado a la arena política. La secretaria de Sanidad del PSM, Laura Oliva, recordó en la Asamblea de Madrid que la Cámara de Cuentas señaló en su informe de fiscalización de 2011 de este y otros centros sanitarios que el servicio de matronas del hospital de Valdemoro está subcontratado sin autorización del Sermas.

De hecho, durante el año 2011 subcontrató también los servicios de hematología, ginecología, anestesia e incluso cirugías generales.

Oliva denuncia que esta actuación está en "la línea con la ausencia de control y de dejar hacer que, históricamente, viene practicando el Gobierno del PP en Madrid y que consiste no sólo en privatizarlo todo sino además en no controlar nada y dejar que las empresas actúen a su antojo”, informa Efe.

IU ha preguntado sobre el tema en el Congreso de los Diputados y Equo y Compromís, en el Parlamento Europeo.