Público
Público

La Casa Blanca se toma el tiempo "disponible" para el automóvil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Tabassum Zakaria

La Casa Blanca estudiaba el sábado la mejor forma de rescatar a los fabricantes de automóviles estadounidenses, tras el rechazo en el Senado de un plan de rescate para el sector.

El Gobierno de George W. Bush entró en la disputa automotriz el viernes, diciendo que consideraría utilizar un fondo de 700.000 millones de dólares establecido para rescatar a los bancos de Wall Street, después de que el Congreso rechazara un plan de rescate para los automóviles.

Ejecutivos de compañías automotrices han dicho que General Motors Corp y Chrysler LLC necesitan ayuda inmediata para evitar la bancarrota. Ford Motor Co está en una situación financiera levemente mejor pero dice que necesita una gran línea de crédito.

La bancarrota de uno de los "tres grandes" de Detroit sería un gran golpe para la economía estadounidense, que ya se encuentra en recesión.

Responsables del Gobierno estaban recopilando información financiera de fabricantes de automóviles y evaluando datos como su posición de liquidez, dijo Tony Fratto, un portavoz de Bush.

"Nos concentraremos en intentar implementar las políticas correctas, mientras consideramos los intereses de los contribuyentes y de nuestra economía y nos tomaremos el tiempo que tenemos disponible para hacer eso bien", dijo Fratto. "No se ha tomado ninguna decisión", agregó.

"Revisaremos esa información, haremos algunos juicios y revisaremos nuestras opciones", señaló el portavoz.

También el sábado, los principales fabricantes de automóviles europeos advirtieron sobre un sombrío 2009, al crecer las señales que indican que la profunda crisis que afronta el sector va mucho más allá de la lucha de vida o muerte de la industria en Estados Unidos.

Un alto cargo estadounidense, que pidió no ser identificado, dijo que no se esperaba ningún anuncio este fin de semana.

"Estamos considerando la gama completa de opciones respecto a los fabricantes de automóviles, y no hemos indicado qué haremos, excepto señalar que una caótica quiebra es algo que deberíamos intentar evitar", dijo el funcionario.