Público
Público

La Casa Real cambia el paso

Pide "disculpas" y rectifica el veto a los redactores en los actos de la Familia Real con una cobertura exclusivamente gráfica.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En un gesto inaudito, el jefe de relaciones con los medios de comunicación de la Casa del Rey, Ramón Iribarren, ha pedido  'disculpas' por la propuesta de negar la entrada de los redactores a los actos de la Familia Real con una cobertura exclusivamente gráfica.

Todo se mantiene como estaba la semana pasada, antes de que el rey estallara al criticar a los medios de comunicación por quererle ver muerto y 'ponerme un pino en la tripa'. Iribarren espera, que, tras esta marcha atrás, 'se recupere la situación anterior' y aseguró que hará todo lo que esté en su mano para 'recuperar la confianza mutua' entre los medios de comunicación y la Casa Real.

La Casa Real anunció el viernes en la agenda semanal de los actos oficiales de la Familia Real que las audiencias que tendrían lugar en el Palacio de la Zarzuela y en el del Pardo tendrían cobertura exclusivamente gráfica, por lo que no se permitiría el acceso de los redactores.

Iribarren explicó a Público.es el pasado viernes que se pretendía 'clarificar' este tipo de actos tal y como se hace ya en la Moncloa y en todos los actos institucionales donde a las convocatorias para prensa gráfica sólo acuden los periodistas gráficos, incluso por motivos de espacio. La Casa del Rey explicó que, de hecho, lo habitual es que vayan sólo fotógrafos y cámaras salvo en casos de expectación, como en este caso ante la operación del monarca.

El veto de los redactores en los actos gráficos nunca ha llegado a ejecutarse: los que se presentaron el lunes en el Palacio de la Zarzuela para cubrir las distintas audiencias, que tenía previstas el Príncipe de Asturias, pudieron acceder sin problemas a la toma de imágenes previa al acto junto a sus compañeros gráficos, esto es fotógrafos y cámaras de televisión.