Público
Público

La Casa Real reconoce que ha intensificado su mediación por la crisis

"Va en la línea de lo que el Gobierno propicia frente a la actual situación de crisis", subraya la vicepresidenta primera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Casa Real ha reconocido hoy que el rey ha intensificado sus contactos durante los últimos meses por la crisis. En un comunicado en su web asegura que sus últimos contactos con los representantes sindicales se enmarcan 'en la serie de contactos habituales que Don Juan Carlos mantiene, con especial incidencia en los últimos meses, con representantes del mundo económico, empresarial y laboral, dadas las graves consecuencias de la crisis económica en nuestro país, especialmente en términos de destrucción de empleo'.

La afirmación contrasta con las declaraciones de la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, quien ha precisado hoy que las reuniones del rey 'realmente no son una ronda de contactos'. De la Vega también negó que el rey haya intervenido ante la imposibilidad de que el Ejecutivo llegue a un pacto de Estado con el PP y ha enmarcado los contactos del Monarca en 'la normalidad democrática de su función constitucional'.

El Gobierno valora la voluntad del rey, de 'arrimar el hombro' en su intento de lograr un consenso frente a la crisis. La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha apuntado que las actuaciones del monarca se enmarcan enel ejercicio de su responsabilidad institucional y 'va en la línea de lo que el Gobierno propicia frente a la actual situación de crisis'. La vicepresidenta se ha expresado así durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que ha asegurado que el Gobierno trabajará por un acuerdo 'en todos los niveles', político, económico y social, porque 'merece la pena y es un reto de país'.

De la Vega ha remarcado que los encuentros del rey con la ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, y con los dirigentes sindicales, forman parte de los 'contactos institucionales' que tiene la Casa Real para informarse de los temas que afectan al Estado.

Ha atribuido a 'opiniones interesadas, que no se corresponden con la realidad' interpretar que los contactos del rey para analizar la situación económica son consecuencia de la imposibilidad del Ejecutivo de llegar a un pacto de Estado y ha querido dejar claro que la responsabilidad 'de abordar acuerdos' es 'exclusivamente del Gobierno' y 'la está llevando a cabo'.

Ha señalado asimismo que, para poder cumplir su propia función constitucional, el rey 'tiene que estar informado de las cuestiones que afectan a la ciudadanía y al país' y, por tanto, se reúne no solo con el presidente del Gobierno en el habitual despacho semanal, sino también con 'otras fuerzas políticas y sociales'.

En este contexto, ha precisado que las reuniones del rey 'realmente no son una ronda de contactos', sino que son las que mantiene 'habitualmente de forma natural, de forma normal e institucional, con las distintas fuerzas políticas y sociales, para tener información de los temas que afectan al Estado'.

Recalcó que el Gobierno valora esta iniciativa, que está 'muy bien', y la del grupo socialista de empezar a hablar con los grupos políticos parlamentarios para buscar el máximo consenso y acuerdo para 'luchar contra la crisis'.

Dijo que el Gobierno ha trabajado, 'desde el primer día', convencido de que es necesario el concierto y la responsabilidad de todos y ha promovido el máximo consenso en las medidas planteadas en el Parlamento.

'Hemos logrado el consenso con el PP en algunos extremos, en puntos como el Plan de Apoyo al sistema financiero', apostilló.

Por su parte, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, condicionó hoy cualquier posibilidad de lograr un Pacto de Estado para hacer frente a la crisis a que el Gobierno realice una rectificación 'radical' y 'auténtica' por parte del Gobierno en su política económica.

También aseguró que los 'populares' 'no esperan ninguna llamada' del rey dentro de la ronda de contactos con el mundo económico que Don Juan Carlos parece haber iniciado para animar a la búsqueda de consensos en aras de superar la crisis.

En declaraciones en la sede nacional del PP, De Cospedal incidió en que su formación considera positivo el acuerdo, pero un 'Pacto por el Pacto' no será bueno para España ya que, 'con independencia de cualquier tipo de actuación', es el Gobierno el que debe dar el primer paso renunciando a las subida de impuestos, aplicando un 'verdadero' plan de austeridad y fomentando las inversiones verdaderamente productivas y creadoras de riqueza.