Público
Público

El caso de espionaje no empañará los lazos con Rusia, dice EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los esfuerzos de Estados Unidos por reanudar sus relaciones con Moscú no se verán afectados por "vestigios" de la Guerra Fría como el desmantelamiento de una supuesta red de espionaje rusa, dijo el martes un alto cargo estadounidense.

El Departamento de Justicia estadounidense anunció el lunes que había arrestado a 10 personas por trabajar de forma encubierta para reunir información de inteligencia para Moscú.

"Hemos hecho progresos significativos en los 18 meses en que hemos estado llevando adelante esta iniciativa para tener una relación diferente con Rusia", dijo Philip Gordon, secretario de Estado Adjunto para Asuntos Europeos.

Pese a la irritada respuesta de Rusia ante los arrestos, Gordon dijo en una rueda de prensa que ello no socavaría la nueva cooperación en una serie de temas con Moscú, que incluyen el desarme, la no proliferación nuclear y el conflicto en Afganistán.

"Nos estamos moviendo hacia una relación de mayor confianza. Estamos lejos de la Guerra Fría", dijo Gordon. "Pienso que nuestra relación demuestra eso por completo, pero como les dije, no creo que nadie haya quedado muy impactado al saber que aún existen vestigios de intentos antiguos de usar inteligencia", aseveró.

Gordon indicó que el Departamento de Estado estadounidense se puso en contacto con el Gobierno ruso para abordar el caso, pero declinó dar más detalles.

La información sobre la red rusa de espionaje se dio a conocer pocos días después de que el presidente de Rusia, Dmitry Medvedev, se reuniera con su par estadounidense, Barack Obama, en Washington.

Gordon aseveró que el Departamento de Justicia determinó su propio calendario para el anuncio sobre la red de espionaje y que esto no tenía conexión alguna con los lazos diplomáticos entre Estados Unidos y Rusia.

"Desde el comienzo nos hemos centrado en la razón para reanudar las relaciones y en el interés común, y pienso que continuaremos haciéndolo", señaló.

Las autoridades estadounidenses acusaron a 11 individuos de estar implicados en el complot, 10 de los cuales fueron arrestados el domingo en Boston, Nueva York, Nueva Jersey y Virginia bajo cargos que incluyen conspiración para actuar como agentes ilegales de la Federación Rusa y blanqueo de dinero.

El grupo, que fue mencionado como "ilegales", fue acusado de ser contactado por la agencia de inteligencia rusa SVR para ingresar a Estados Unidos, asumir identidades falsas y convertirse en estadounidenses "encubiertos", de acuerdo al Departamento de Justicia de la nación norteamericana.

Su meta era llegar a ser "suficientemente americanizados" para recabar información sobre Estados Unidos para Rusia y reclutar fuentes que estuvieran en el país norteamericano, o pudieran infiltrarse en "círculos de toma de decisiones", de acuerdo a la causa criminal presentada en una corte federal.