Público
Público

Castro cree que la Ejecutiva de la FEMP fue más dura con él que con De la Riva

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Pedro Castro, ha considerado "nítidas y claras" las disculpas del alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, ante la Ejecutiva de la FEMP y ha comentado que ésta fue "más dura" con él cuando insultó a los votantes del PP.

En rueda de prensa tras la Ejecutiva de la FEMP, en la que se han aprobado por unanimidad seis enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado para 2011, Castro ha puntualizado que la Ejecutiva de la FEMP no pretendía reprobar ni el cargo ni la persona del alcalde de Valladolid, sino sus palabras cuando descalificó a la ministra de Sanidad, Leire Pajín.

El grupo socialista llevó hoy a la Ejecutiva una moción de reprobación del alcalde de Valladolid, que finalmente no se sometió a votación, al dar por buenas esta Comisión sus disculpas.

Castro ha recordado que cuando él descalificó a los votantes del Partido Popular, la Ejecutiva de la FEMP pidió su dimisión y reprobación y el hecho provocó que los populares se alejasen de la institución durante unos meses.

Ha añadido que en el caso de León de la Riva en ningún momento se ha pedido la dimisión porque no era intención de la Ejecutiva ir más allá, y ésta se ha dado por satisfecha con el "arrepentimiento" manifestado por el alcalde, que ha reconocido haberse equivocado.

En la rueda de prensa, Castro ha leído el texto presentado por el grupo socialista a la Comisión Ejecutiva de la FEMP y ha expresado el rechazo unánime de todos los miembros de la Comisión a las declaraciones del alcalde.

Asimismo, ha trasladado la voluntad de la Ejecutiva de que la FEMP y los gobiernos locales de España continúen trabajando por "la igualdad efectiva entre hombres y mujeres para construir una sociedad más justa y humana".

La Ejecutiva ha aprobado, por unanimidad, seis enmiendas al Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2011 y ha solicitado una reunión con los portavoces parlamentarios para trasladarles la idea de que estas propuestas no alteran los compromisos del Gobierno en relación al déficit, sino que mejoran a los municipios.

Las enmiendas de la FEMP tienen que ver con la refinanciación de la deuda y las operaciones de crédito a largo plazo, la elevación de las entregas a cuenta de las entidades locales en los ingresos del Estado, que pasaría del 95 al 98 por ciento, lo que las igualaría con las comunidades autónomas.

Otra de las enmiendas está encaminada a la subvención destinada a garantizar los servicios sociales básicos que prestan los ayuntamientos y el Fondo especial para los municipios de menos de 20.000 habitantes.

La FEMP también cree necesario habilitar medidas complementarias que permitan a los ayuntamientos afrontar la financiación del gasto corriente durante los próximos meses y dar así una solución a la situación de falta de liquidez de los mismos.

En este sentido, una enmienda insiste en que el Ejecutivo habilite la línea de crédito ICO prevista en la reciente ley de medidas contra la morosidad.