Público
Público

La catedral de Burgos conmemora el 25 aniversario como Patrimonio Humanidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La catedral de Burgos alcanza mañana el XXV aniversario de su declaración como Patrimonio de la Humanidad, motivo por el que el Cabildo ha organizado múltiples actividades "urbanas" a partir de noviembre, entre ellas "colorear" el río Arlanzón y realizar un gigantesco grafiti.

El presidente del Cabildo, Juan Álvarez Quevedo, ha explicado en rueda de prensa que la catedral aspira a mantener una "relación permanente" con la ciudad y ha expresado su deseo de que el 20 de julio de 2016 se pueda reinaugurar el templo, con todas las obras de restauración terminadas, coincidiendo con que Burgos en esa fecha ejerza como Capital Europea de la Cultura.

En su opinión, la declaración hace 25 años de la catedral como Patrimonio de la Humanidad ha supuesto un "empuje" para la ciudad y el propio templo, y ha destacado la "actuación integral" de conservación de la Seo.

Para celebrar las bodas de plata de esta efeméride mañana, sábado, se celebrará una misa presidida por el arzobispo de Burgos, Francisco Gil Hellín.

El río Arlanzón y la calle Madrid acogerán las dos primeras intervenciones urbanas a partir del 14 de noviembre, mientras que el resto tendrán lugar sucesivamente hasta finales de diciembre en el Museo Marcelino Santamaría, la plaza de Santiago y la plaza de Santa María.

Cada intervención constituye un "regalo" de cumpleaños y se plantea en forma de "paraíso interactivo" con el público, de tal forma que se pretende estimular la participación ciudadana, según ha resaltado el concejal de Cultura, Diego Fernández Malvido.

La primera actividad, denominada "El paraíso es el agua", se celebrará el 14 de noviembre y correrá a cargo del director de arte Javier Tapia, que "coloreará" el Arlanzón entre los puentes de Santa María y San Pablo, en el centro histórico de Burgos.

Las segunda actividad, "El paraíso es la creatividad: la creatividad urbana", también se celebrará el 14 de noviembre, fecha en la que el arte contemporáneo rendirá a la catedral un homenaje con un "monumental grafiti" en los muros de la calle Madrid, donde las manos del artista italiano TV Boy recrearán una versión vanguardista del paraíso terrenal.

Otra de las actividades destacadas se llevará a cabo del 12 al 13 de diciembre con la iniciativa "El paraíso es el cielo", en la que Javier Tapia reproducirá a escala dos de las famosas agujas de la catedral de Burgos.

Las actividades programadas, presupuestadas en 100.000 euros, se cerrarán el 30 de diciembre con una jornada de "puertas abiertas".

La catedral de Santa María de Burgos fue declarada Monumento Nacional el 8 de abril de 1885 y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco el 31 de octubre de 1984.

Es la única catedral española que tiene esta distinción de la Unesco de forma independiente, sin estar unida al centro histórico de una ciudad, como ocurre con Salamanca, Santiago de Compostela, Ávila, Córdoba, Toledo o Cuenca, o en compañía de otros edificios, como en Sevilla.