Público
Público

Catorce heridos, tres graves, al descarrilar un cercanías en Cantabria

El convoy se salió de la vía tras arrollar unas piedras que habían invadido la línea ferroviaria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Catorce personas han resultado heridas, tres de ellas de gravedad, según el Servicio cántabro de Salud, al descarrilar un tren de cercanías entre las localidades cántabras de Golbardo y San Pedro de Rudagüera, tras arrollar unas piedras que cayeron de la ladera y que invadieron la línea ferroviaria.

Feve y Protección Civil han informado de que el suceso ha tenido lugar sobre las 18.10 horas, cuando el tren ha descarrilado tras ese desprendimiento de piedras sobre la vía. Dos vagones quedaron volcados sobre las vías y el primero del convoy cayó junto al río Saja, que pasa por la zona, aunque los árboles sirvieron de tope y frenaron la caída.

Por eso, junto a la Guardia Civil y efectivos de los parques de emergencias del Gobierno se ha contado con buzos de Cruz Roja, para comprobar si alguno de los pasajeros había caído al agua, aunque al final no intervinieron.

El tren de cercanías, que hacía la ruta entre Santander y Cabezón de la Sal, transportaba a 14 personas, que han resultado heridas. De ellas, a cuatro las han atendido en el lugar del suceso, y diez han sido evacuadas a centros hospitalarios por las lesiones que han sufrido.

Cuatro fueron atendidas en el lugar del suceso, y a nueve las trasladaron al hospital de Sierrallana de Torrelavega: siete con heridas leves y dos más que han evacuado a Valdecilla con fracturas y politraumatismo. En este mismo centro de la capital se ingresó además directamente a otra persona, con traumatismo craneoencefálico. Hasta el lugar del siniestro se han trasladado el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, y el delegado del Gobierno en la región, Samuel Ruiz.

También se encuentran desplazados los servicios de Adif y de Renfe, para encarrilar el material, reparar los daños y restablecer la circulación en el menor tiempo posible. Entre tanto se ha establecido un plan de transporte alternativo entre las estaciones cántabras de Puente de San Miguel y Cabezón de la Sal. Adif informa de que ha iniciado la investigación de los hechos y de las causas, aunque agrega que 'inicialmente todo apunta al desprendimiento de tierra ocasionado por el temporal de lluvia que afecta a la zona'.