Público
Público

CEOE quiere cambiar el Estatuto de los Trabajadores a favor de la flexibilidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Comisión de Relaciones Laborales de la CEOE, Santiago Herrero, dijo hoy que los agentes sociales están "abocados" a introducir reformas en el Estatuto de los Trabajadores a corto plazo para favorecer la capacidad de organización de las empresas y su adaptación a las necesidades productivas.

Durante su intervención en la Conferencia Empresarial 2009, organizada por la CEOE, Herrero cuestionó que la negociación colectiva sea "bastante" para facilitar acuerdos que permitan administrar los recursos humanos de manera "más flexible y operativa".

En caso de no adoptar esta política, consideró que los convenios colectivos "se agotarán en sí mismos" debido, en su opinión, a la falta de capacidad para pactar.

Herrero advirtió de que si no se adaptan reformas estructurales "y en concreto laborales", la economía española podría vivir una "década perdida".

Asimismo, aseguró que el diálogo social "no se justifica por sí mismo sino por sus resultados", por lo que si patronal, sindicatos y Gobierno no llegan a acuerdo, debería ser el Ejecutivo quien tome la iniciativa.

"Preferimos disponer de libertad de movimientos pero la sociedad reclama acuerdos", agregó Herrero, al tiempo que defendió que la concertación "implica cambios".

Respecto a los convenios colectivos de 2009, que calificó de "nada fáciles de negociar en clima de desacuerdo" con los sindicatos, el representante de la CEOE dijo que sólo cabe reducir el gasto y contener los salarios para que las empresas ganen en competitividad.

Asimismo, dijo que los agentes sociales se reunirán en los próximos días para abordar la negociación colectiva de 2010 y "eventualmente" de los siguientes años, con el objetivo de reducir la conflictividad y fijar la política salarial en consonancia con la productividad empresarial.

El presidente de la Comisión de Relaciones Laborales destacó varios puntos del documento de la CEOE para recuperar la competitividad, el crecimiento y el empleo en España, entre los que se encuentran la reducción de costes laborales y los mecanismos para mejorar la adaptación interna de las empresas.

También se refirió a la necesidad de reducir las cargas administrativas, de eliminar los elementos que favorecen la temporalidad de los contratos laborales, de reducir otros costes de la Seguridad Social, de combatir el absentismo laboral y de mejorar los servicios públicos de empleo con la colaboración de las Empresas de Empleo Temporal (ETT).