Público
Público

La cesárea modificaría la respuesta cerebral de la madre al bebé

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Amy Norton

Las mujeres que dan a luz porcesárea no tendrían las mismas alteraciones cerebrales duranteel parto que aquellas que tienen a sus hijos por vía vaginal,lo que, a la vez, modificaría sus respuestas cerebrales alllanto del bebé, sugirió un nuevo estudio pequeño.

A través de estudios cerebrales por imágenes, los autoreshallaron que, comparadas con las mujeres que habían tenido unacesárea, las que habían dado a luz por parto vaginal mostrabanuna mayor actividad en varias regiones del cerebro ante elllanto de sus bebés.

Esas regiones cerebrales participan en la regulaciónemocional, la empatía y las conductas habituales, entre otrasactividades.

Los resultados, publicados en Journal of Child Psychologyand Psychiatry, generan la duda de si el tipo de parto puedemodificar el estado anímico o la conducta maternainmediatamente después del nacimiento de un hijo.

No obstante, nadie sabe si eso es lo que realmente ocurre.

"Aún no sabemos qué significa", dijo a Reuters Health elautor principal del estudio, el doctor James E. Swain, delCentro de Estudio Infantil de la Yale University.

El experto agregó que no existe evidencia de que lasmujeres que tienen un parto por cesárea tiendan a presentar másproblemas para, por ejemplo, generar el vínculo con sus bebés.

En cambio, lo poco que se sabe surgió de estudios enanimales; esos ensayos demostraron que el parto quirúrgicoaltera la forma en la que las hembras se vinculan con suscrías.

Algunos estudios sobre mujeres asociaron la cesárea con unmayor riesgo de depresión posparto, aunque esa relación no estádemostrada, destacó Swain.

El parto vaginal provoca la liberación de la hormonallamada oxitocina, que es clave en la producción de leche y, enanimales, demostró alterar las conductas maternas, como lalimpieza de las crías.

En teoría, la cesárea podría, al alterar la actividadhormonal del parto, modificar las respuestas cerebrales en lasmujeres inmediatamente después del nacimiento del niño, indicóel equipo.

Para demostrarlo, los autores tomaron imágenes porresonancia magnética (IRM) a 12 mujeres sanas que habían tenidoun bebé entre dos y cuatro semanas antes. La mitad de lasmujeres habían tenido un parto vaginal y el resto, cesáreaelectiva.

Las imágenes revelaron cambios en el flujo sanguíneocerebral de las mujeres cuando escuchaban una grabación delllanto de sus bebés o sonidos de estática.

En general, el equipo halló que las mujeres que habíantenido parto vaginal tenían una mayor actividad ante el llantode sus bebés en varias regiones cerebrales.

Se necesitan más estudios para explicar el significado deesa información, opinó Swain. El equipo sigue controlando a lasparticipantes para conocer si continúan esas modificaciones dela actividad cerebral.

Swain destacó que se necesitan también estudios más grandesque incluyan no sólo a mujeres saludables, como en esteestudio, sino también madres con depresión posparto.

El autor aseguró que si las cesáreas modifican la actividadcerebral y el comportamiento de las mujeres, pasaría a ser unnuevo factor a considerar en la consulta médica para que unamujer decida si quiere o no tener un parto por cesárea.

Esto sugeriría también, agregó Swain, que los médicos, losesposos y las familias deberían "cuidar mejor a las mujeres quetienen un parto por cesárea".

FUENTE: Journal of Child Psychology and Psychiatry, octubredel 2008