Público
Público

CF Basilea, el poder de la cantera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El CF Basilea fue fundado hace 115 años, pero es un club que refleja a la perfección el espíritu de la ciudad de la que toma su nombre: la urbe más moderna y joven de Suiza.

La entidad helvética, que tiene como seguidor ilustre al ex número uno del tenis mundial Roger Federer, vive desde hace unos años una especie de segunda juventud, precisamente gracias al talento de su joven cantera.

Este CF Basilea es una especie de Ajax a la suiza, pues su plantilla se nutre de jóvenes talentos que acaban logrando la internacionalidad, como Philipp Degen, Alexander Frei o Marco Streller y, en muchos casos, emigrando a la potente Bundesliga alemana.

Una afición igualmente joven y tal vez la más ruidosa de la Superliga suiza y un moderno y coqueto estadio estrenado en 2001 y con capacidad para 42.000 espectadores (el St. Jakob-Park) completan los símbolos distintivos del club.

Tras vivir una época dorada en la década de los 60 y 70, cuando ganó la mitad de sus 12 Superligas y tres de sus nueve Copas de Suiza, el Basilea ha resurgido en este último lustro, cuando le ha disputado la hegemonía del fútbol helvético al Zurich y entre ambos han tomado el relevo del Servette y, sobre todo, del Grassoppher como mejor equipo del país.

El equipo de Christian Gross logró el doblete el año pasado (Liga y Copa), se ha clasificado para la Liga de Campeones tras dejar en la cuneta al Goteborg y al Vitoria Setubal, y no pierde un partido desde el pasado 29 de marzo.

Sin embargo, su exceso de juventud y la falta de jugadores contrastados en su plantilla, no le ha permitido llegar lejos competiciones europeas, donde participa ininterrumpidamente desde la temporada 1999-2000.

Aunque casi siempre lo ha hecho en la Copa de la UEFA, el Basilea llegó a jugar la Liga de Campeones en la campaña 2002-03 e incluso se clasificó para la segunda fase de grupos, al acabar segundo del suyo en la primera fase, por detrás del Valencia y por delante del Liverpool y del Spartak de Moscú.

Ahora, tendrá una nueva oportunidad de hacer algo importante en la máxima competición continental. Sus rivales en el Grupo C serán el Sporting de Portugal, el Shahktar Donestk de Ucrania y el Barcelona, con el que mantiene un relación especial.

El fundador del conjunto catalán, Joan Gamper, es suizo y jugó en el Basilea en su juventud. Además, el Barça utiliza los mismos colores en su escudo y en su camiseta que el club helvético: el azul y grana.

Para disputar su segunda 'Champions', el equipo de Gross, que habitualmente utiliza un 5-4-1, se ha reforzado esta temporada con los defensas Behrang Safari (Malmö) y David Abraham, viejo conocido de la afición española, porque la temporada pasada jugó en el Gimnàstic de Tarragona y que tendrá la difícil misión de suplir a Daniel Majstorovic, uno de los mejores jugadores de la zaga que ha fichado por el AEK de Atenas.

También ha contratado a los centrocampista Jürgen Gjasula y Marcos Gelabert (St. Gallen), mientras que el japonés Koji Nakata, ha vuelto a su país al firmar por el Kashima Antlers.