Público
Público

Chile con Suazo, a seguir la fiesta contra Suiza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La selección de fútbol de Chile puede sumar la recuperación de su delantero estrella Humberto Suazo al optimismo de su buen comienzo en el Grupo H del Mundial para intentar el lunes superar el juego aéreo de Suiza y dar un paso clave hacia los octavos de final.

La altura de los jugadores suizos preocupa notablemente al conjunto de Marcelo Bielsa, uno de los más bajos del torneo con una media de 1,76 metros frente a los 1,83 metros que promedian los helvéticos, que vienen de dar la sorpresa del Mundial al ganar por 1-0 a la favorita España.

"Sabemos que es un equipo que juega muy bien el juego aéreo. Se está trabajando en eso y esperamos llegar de la mejor manera, bien completos para enfrentar el juego brusco, el juego físico que tenga Suiza", explicó el defensa Ismael Fuentes.

Como se vio en los entrenamientos realizados durante la semana, Suazo podría recuperar su puesto habitual en la delantera para mejorar el ataque de la selección chilena, siendo escoltado por Alexis Sánchez y Jean Beausejour, autor del gol que dio a Chile su primera victoria en un Mundial tras 48 años de sequía.

Además, el equipo sudamericano podría retomar en Port Elizabeth el esquema de juego 3-3-1-3, que tan buenos resultados le dio en la fase de clasificación sudamericana, para neutralizar el ataque suizo, apuntalado por dos delanteros y dos extremos ofensivos.

Chile desplegó un 4-2-1-3 ante Honduras, pero Bielsa prefiere apostar por dos líneas de contención de tres hombres para frenar el juego por banda del equipo europeo y los peligrosos centros al área, donde los delanteros Eren Derdiyok, de 1,90 metros, y Blaise N'kufo, de 1,88 metros, podrían plantear serios problemas a la zaga sudamericana.

Según lo observado en los últimos entrenamientos, Gonzalo Jara podría sumarse a la defensa chilena en sustitución de Rodrigo Millar.

La única duda del técnico es si sacar de inicio a Matías Fernández y a Carlos Carmona, que tienen una tarjeta amarilla y podrían perderse el vital encuentro ante España el 25 de junio.

Por otro lado, Jorge Valdivia ya está disponible, aunque empezará el partido desde el banquillo.

MORAL ALTA

Si la moral es bastante elevada entre los sudamericanos, el buen momento que se vive en la concentración suiza tras llevarse inesperadamente los tres puntos en el partido más complicado de la fase ante España, también es significativo.

"Sabíamos que sería muy difícil conseguir un punto o ganar a España. Pero creo que demostramos desde el primer minuto que creíamos en ello (...) de lo contrario no lo habríamos conseguido", dijo el portero suizo Diego Benaglio, figura clave en la contención de los ataques españoles.

Chile desaprovechó numerosas oportunidades ante Honduras, aunque la fortuna estuvo de su lado en el gol de Beausejour a los 34 minutos, que fue suficiente para llevarse la victoria.

"Aunque es un punto importante no debería ser de preocupación. En el mundial no es fácil, hemos visto que los partidos son muy apretados (...), haber creado esa cantidad de ocasiones de goles es algo súper meritorio", dijo Beausejour.

El seleccionador de Suiza, Ottmar Hitzfeld, no se fía del ataque chileno y repetirá el sistema defensivo que le permitió frenar el juego al primer toque de España, esperando aprovechar una contra o una jugada a balón parado para sorprender la meta rival.

"Tenemos que jugar con la cabeza fría y no dar oportunidades a Chile. Si perdemos la cabeza, no tendremos ninguna oportunidad", dijo Hitzfeld a los periodistas antes del encuentro.

El capitán e histórico delantero del combinado europeo, Alexander Frei, y el centrocampista Valon Behrami siguen siendo duda, mientras que el defensa Philippe Senderos está descartado para toda la fase de grupos tras lesionarse en el debut.

Mientras tanto, en Chile sólo piensan en continuar con la fiesta.

Miles de aficionados salieron a las calles para celebrar su primer triunfo en un Mundial desde que organizaron el torneo en 1962, y hasta el presidente Sebastián Piñera felicitó efusivamente a la selección por la alegría que habían dado a un país que ha sufrido mucho tras el trágico terremoto de finales de febrero.

"Aunque pudo ganar por una diferencia mucho mayor, el 1-0 ante Honduras basta para celebrar. Basta para volver al primer plano del fútbol mundial. Basta para comenzar a soñar con algo mucho mayor", resumió la página web chilena Emol.