Público
Público

Chrysler suspenderá toda su producción durante un mes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La automovilística estadounidense Chrysler LLC ha anunciado que suspenderá durante al menos un mes, desde finales de esta semana, todas sus operaciones de fabricación debido a la crisis crediticia.

El cierre temporal se produce mientras Chrysler y su rival General Motors intentan racionar su dinero en efectivo y el Gobierno de EEUU decide si aprueba la ayuda de 14.000 millones de dólares (unos 9,94 millones de euros) que las firmas afirman necesitar para sobrevivir.

Chrysler, considerada la más débil de todas, anunció el cierre planeado en una carta enviada el miércoles a los empleados, proveedores y al sindicato Trabajadores Automotores Unidos (UAW por su sigla en inglés) y que también publicó en su página web.

La compañía indicó que aunque los concesionarios estaban recibiendo público, están perdiendo entre el 20 y el 25 por ciento de las posibles ventas por falta de financiación para la compra de coches nuevos.

"Como resultado de la crisis financiera, el mercado automovilístico sigue estando deprimido ante la persistente falta de créditos de consumo para los compradores potenciales", indicó la empresa en el comunicado.

Por otro lado, Chrysler indicó que su división financiera podría verse obligada a dejar de dar los préstamos que utilizan los concesionarios para financiar sus inventarios, porque los operadores han retirado el dinero de un fondo que ayuda a financiar esos créditos.

El cierre paralizará las plantas en Estados Unidos, Canadá y México que fabrican los vehículos para sus marcas Chrysler, Jeep y Dodge.

Los más de 30.000 empleados de Chrysler en Estados Unidos representados por el UAW reciben casi todos sus beneficios y salarios durante los cierres de plantas, pero la mano de obra supone tan sólo en torno al 10 por ciento del coste total de un vehículo medio.

Al suspender las operaciones en sus fábricas, Chrysler y otras automovilísticas pueden reducir los costes de inventarios, componentes y gastos relacionados como los de los servicios básicos en las grandes plantas de producción.

PLANES DE FUSIÓN

Poco después de que se conocieran los planes de cierre, el Wall Street Journal publicó que la empresa y General Motors han retomado las negociaciones para una posible fusión, citando personas cercanas al asunto.

Según el diario, Cerberus Capital Management LP, propietaria de Chrysler, ha señalado su voluntad de ceder su propiedad en la automovilística y ha tomado la iniciativa de reiniciar unas discusiones que colapsaron hace pocas semanas.

El reinicio de las negociaciones podría ser una manera para que Cerberus muestre a Washington que quiere cooperar para reestructurar la industria, dijo el periódico, citando a personas cercanas a las negociaciones.

Las conversaciones podrían ofrecer a la empresa una manera de proteger su participación en dos empresas de financiación de vehículos, GMAC LLC y Chrysler Financial, que son claves para la supervivencia de las automovilísticas de Detroit, según el periódico.

No fue posible contactar inmediatamente a GM y Chrysler para que realizaran comentarios a Reuters.