Público
Público

Cien diputados de Berlusconi rechazan denunciar a los inmigrantes cuando acudan a los hospitales

Consideran que este apartado de la ley atenta contra los derechos humanos más elementales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cien diputados del Pueblo de la Libertad (PDL) han pedido al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, que no someta a un voto de confianza el proyecto de ley que 'obligará' a los médicos a denunciar a los inmigrantes indocumentados a quienes asistan.

Según los medios locales, los firmantes, que pertenecen a la formación política de Berlusconi, aseguran en una misiva: 'Se sostiene que este proyecto de ley no obligará al médico a denunciar al inmigrante clandestino que acuda a los centros sanitarios, pero no es así'.

En esta línea, los diputados señalan que la introducción del delito de clandestinidad 'impone a los médicos y a los profesores la obligación de denunciar (a los inmigrantes), para evitar el incumplimiento de los artículos 361 y 362 del Código Penal, que regula el delito de omisión de denuncia por parte de un trabajador de la administración pública'.

Los diputados dicen que el proyecto de ley contiene normas que van contra 'los derechos humanos más elementales y en particular los de la infancia y la maternidad'. Asimismo, subrayan que el resultado de su aprobación sería una exclusión de los niños y de las mujeres embarazadas de las infraestructuras educativas y sanitarias.

El proyecto de ley llega a la Cámara de los Diputados después de que el pasado 5 febrero, el Senado italiano aprobara una enmienda propuesta por la Liga Norte, perteneciente a la coalición gubernamental, que cancelaba una anterior en la que se prohibía a los médicos delatar a los indocumentados a los que habían asistido.