Público
Público

El cineasta Jonás Trueba cree que la distribución es uno de los problemas del cine español

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El director de "Todas las canciones hablan de mí", Jonás Trueba, aseguró durante la semana del cine de la prestigiosa universidad parisina Sciences Po, que pasar de escribir películas a dirigirlas es un "camino de no retorno".

"La escritura de guiones fue una buena escuela, aunque yo siempre quise dirigir", explica en una entrevista con Efe el hijo del oscarizado Fernando Trueba, que comenzó su carrera en el cine como guionista y dio el salto a la dirección en 2010.

La sombra de su padre y de su tío, David Trueba, es alargada, pero el benjamín de esta familia de cineastas afirmó entre risas que se apresuró a aceptarlo con naturalidad, de la forma "más rápida y menos dolorosa posible".

"Cuando has asumido que siempre serás el hijo de, te relajas", admitió, reconociendo que al igual que los padres dejan sus rasgos en la cara de sus hijos, es normal que el parecido se prolongue a la escritura.

Trueba, que se considera parte de una generación puente de cineastas, sostuvo que la distribución es uno de los "grandes problemas" del cine actual y particularmente del español, cuyas perspectivas, indicó, son actualmente "peores que nunca".

Confió no obstante en que esta época "traumática" para algunos, también sea "excitante para otros", y aseguró que "es un momento de cambio, de hacer cosas nuevas y de hacerlo mejor".

Tras su ópera prima, que ya ve como algo "muy lejano", trabaja en dos nuevos proyectos, que no quiso detallar, pero con los que dijo que espera ensayar, precisamente, nuevas formas de promoción y distribución que le permitan controlar el proceso.

"Hacer una película sin dinero -explicó- te da una libertad y te permite trabajar de una forma diferente".

Trueba mantuvo además que no tiene un sello personal, porque "el cine es un medio posibilista y los recursos económicos con los que cuentas y el equipaje que llevas encima, condicionan el estilo de la película".

Y ante la actual situación, bromeó, "veremos a qué estilo nos aboca la pobreza más absoluta".