Público
Público

Cinta adhesiva aliviaría dolor en mayores con artritis rodilla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Amy Norton

La cinta adhesiva común lesdaría alivio a algunos adultos mayores con un tipo de artritisque afecta la rótula, sugirió un estudio pequeño.

La investigación incluyó a 14 personas con osteoartritispatelofemoral, que causa dolor detrás o alrededor de la rótula.El equipo estudió la efectividad de encintar la rodilla.

El uso de la cinta ayuda a los más jóvenes con dolorpatelofemoral crónico, un problema bastante común en corredoresque está asociado con una mala alineación de la articulación dela rodilla, donde la rótula encaja en el fémur.

Pero se desconoce si esa mala alineación participa en laartritis patelofemoral o si encintar la rótula alivia el dolorque produce esa condición.

Para el nuevo estudio, el equipo de la University ofMelbourne, en Australia, reunió a 14 adultos con artritispatelofemoral y a 14 sin artritis, los cuales tenían 57 años enpromedio.

Con imágenes por resonancia magnética, el equipo halló quelas personas con artritis tenían un problema de alineaciónarticular más pronunciado, incluida la tendencia de la rótula aencajarse más hacia la parte exterior de la pierna.

Ese problema se redujo cuando el equipo encintó lasrodillas de los pacientes con artritis. Es más, losparticipantes sintieron menos dolor durante el ejercicio encuclillas, publicó la revista Arthritis Care & Research.

"Los resultados confirman que el encintado patelar es unatécnica excelente para recomendarle a las personas (conartritis patelofemoral)", dijo a Reuters Health la doctora KayM. Crossley.

La cinta se debe colocar adecuadamente. Según Crossley, elprofesional más indicado para hacerlo es un fisioterapeuta ylos pacientes pueden aprender a hacerlo.

El encintado no sería útil para todas las personas con esacondición y muchas necesitarían tratamientos adicionales.Crossley dijo que el equipo está haciendo un estudio clínicosobre la combinación del encintado y otros tratamientos, comola terapia física.

FUENTE: Arthritis Care & Research, 15 de diciembre del 2009