Público
Público

Un ciudadano español alertó de la presencia del etarra en un club deportivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las investigaciones que han permitido la detención hoy en el Reino Unido del presunto etarra Eneko Gogeaskoetxea Arronategi se iniciaron hace varios meses a raíz del aviso de un ciudadano español que observó la presencia del terrorista en un club deportivo de Cambridge.

Gracias a ese aviso, la Policía británica y la Guardia Civil localizaron a Gogeaskoetxea, considerado uno de los jefes del aparato 'militar' y 'político' de ETA, así como el domicilio en el que residía y que había alquilado con documentación falsa, informa en una nota el Ministerio del Interior.

La detención del presunto etarra se ha producido esta mañana a las 09:57, hora española, cuando salía de su domicilio, en una operación conjunta de la Guardia Civil y la Policía del Reino Unido, y había sido solicitada a través de una comisión rogatoria internacional por el Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, del que es titular Ismael Moreno.

Agentes del Servicio de Información de la Guardia Civil han participado sobre el terreno como observadores en esta operación policial en Cambridge, localidad en la que Eneko Gogeaskoetxea, de 44 años, vivía desde hacía tiempo junto a su familia.

Según Interior, en este momento se investigan los efectos incautados y otros indicios para esclarecer las actividades terroristas que pudiera desarrollar el presunto etarra en la actualidad.

Gogeaskoetxea se había integrado en ETA en 1996, como miembro del comando Kattu, junto con su hermano Ibon, actualmente en prisión en Francia y Kepa Arronategi Azurmendi, a quienes se atribuye un total de diez atentados entre noviembre de 1996 y octubre de 1997.

El 13 de octubre de 1997, día en el que habían planeado lanzar varias granadas durante los actos de inauguración del museo Guggenheim de Bilbao (Vizcaya), que iba a presidir el Rey, dispararon contra varios agentes de la Ertzaintza, que les requirieron su identificación, causando la muerte al agente José María Aguirre Larraona.

Los terroristas huyeron por las calles adyacentes al museo, donde Kepa Arronategi fue detenido, mientras que Eneko Gogeaskoetxea y su hermano Ibon consiguieron escapar y trasladarse a Francia.

Allí se integraron en las estructuras directivas clandestinas de la banda terrorista, según ha confirmado el Ministerio del Interior, que también relaciona Eneko Gogeaskoetxea con la estructura encargada de la investigación e innovación de los artefactos explosivos utilizados por ETA.

En Francia ha sido condenado en rebeldía en dos ocasiones: la primera el 10 de junio de 2006, a tres años de prisión, por asociación de malhechores con fines terroristas y, la segunda, el 24 de mayo de 2011, a otros tres años de prisión, por estar integrado en la estructura logística de ETA desmantelada en noviembre de 2006.

En España, tiene también una decena de requisitorias en la Audiencia Nacional por delitos de terrorismo, y figura desde 2001 en la lista de terroristas más buscados de la Unión Europea.

Las fuerzas y cuerpos de seguridad creen que esta operación policial desarrollada en el Reino Unido pone de manifiesto la intención de la banda terrorista de huir de Francia ante el acoso policial y judicial en el país galo. EFE