Público
Público

"La clase trabajadora se moja, pero no se arruga"

Miles de personas se manifiestan en Madrid pese a la lluvia para "defender" los derechos sociales ante "los recortes de la derecha".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ni siquiera la lluvia pudo impedir que miles de personas se manifestaran este martes en Madrid para celebrar un Primero de Mayo que llega en medio de fuertes tempestades en forma de recortes sociales.

Los sindicatos le han puesto al mal tiempo buena cara. 'Esta nube ha sido alquilada por Esperanza Aguirre para fastidiarnos', bromeaban al subir al escenario desde donde han hablado los representantes de los dos sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT. Cándido Méndez, refugiado bajo un paraguas, e Ignacio Fernández Toxo, enfundado en un chubasquero, se disponían a aguantar el chaparrón que arreciaba por momentos.

Mientras, un mar de paraguas llenaba la Puerta del Sol, que rebosaba la plaza y pasaba a ocupar algunas calles colindantes. Camisetas de la marea verde, inmigrantes y gente de todas las edades componían la manifestación. 'La clase trabajadora se moja, pero no se arruga', exclamaba Javier López, secretario general de CCOO de Madrid, antes de recordar los orígenes de la fiesta del Primero de Mayo.

'Ésta es una jornada de reivindicación, de lucha, de recuerdo de los mártires de Chicago, aquellos que fueron ahorcados por manifestarse exigiendo jornadas laborales de ocho horas', arrancó. 'Han pasado los años y hoy no nos ahorcan por manifestarnos porque a lo largo de estas décadas hemos conquistado derechos', continuó.

Justo antes de que Cándido Méndez tomase la palabra, la lluvia dio un respiro y el sol alivió a los asistentes. 'Hoy estamos de nuevo aquí en la Puerta del Sol, en un espacio público, ejerciendo nuestro derecho democrático. ¿Acaso esta señora pretende privatizar también la Puerta del Sol?', preguntó Méndez, refiriéndose a los 'ataques' de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ante las movilizaciones de los sindicatos. 'No, esta puerta es de la historia del pueblo de Madrid, y éste seguirá utilizando esa parte de su historia para pelear por un futuro mejor', respondió.

A Ignacio Fernández Toxo le tocó cerrar los discursos, y lo hizo reivindicando la 'solidaridad' con los 'pueblos que luchan por su libertad, por sus derechos', contra la 'criminalización de los inmigrantes'. 'En tiempos de bonanza se les explota de manera inmisericorde y después quieren que vuelvan a sus países de origen. No, el Primero de Mayo es el día internacional de la solidaridad', defendió.

Los representantes sindicales han pedido a los trabajadores un 'compromiso con la movilización' para mantener una respuesta constante en las calles a los recortes que está realizando el Gobierno y defender el 'Estado social que quieren destruir'.