Público
Público

La CNMV explica su política de control sobre las posiciones cortas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

¿Por qué se amplió el requisito de comunicarlas?

La ampliación fue una medida propuesta por los supervisores europeos de valores, no sólo de la CNMV española. Las obligaciones de comunicación inicialmente adoptadas fueron sobre el sector financiero, en septiembre de 2008, en un entorno crítico para la banca europea. Sin embargo, tras la experiencia de estos dos años, se estima positivo que el elemento informativo que supone la publicación de posiciones cortas cubra todos los valores, no sólo los financieros.

Todo inversor que tenga posiciones cortas que superen los umbrales debe realizar la comunicación, si bien puede hacerlo a través de un representante. El régimen prevé una posible excepción para los creadores de mercado que cumplan ciertas condiciones, pero estas están sujetas a verificación previa por el supervisor competente, por lo que ninguna entidad está exenta a priori de comunicar este tipo de apuestas.

La CNMV ha sido el primer supervisor europeo en aplicar el régimen acordado en el seno del comité CESR. La diferencia principal respecto a los países de nuestro entorno, sin embargo, no proviene de la publicación de posiciones cortas, sino de la regulación de las ventas en corto descubiertas, prohibidas en el reglamento de las bolsas de valores. Por otro lado, algunos países europeos han adoptado recientemente un régimen más estricto que el promedio de la UE, como Alemania, que ha prohibido las ventas en corto descubiertas no sólo para las acciones sino también para valores de deuda pública de países de la eurozona.

El comité CESR ha enviado a la Comisión Europea algunas propuestas para el establecimiento de un régimen armonizado en materia de comunicación de posiciones cortas. La Comisión lo ha incorporado en parte en una propuesta de reglamento la última semana, que cubre este aspecto junto con otras medidas para garantizar la liquidación de las operaciones y la capacidad de los supervisores para adoptar medidas restrictivas de la operativa en corto en situaciones excepcionales. Estas medidas suponen un gran avance para la armonización de la normativa de la operativa en corto en todos los valores europeos, aspectos que siempre han sido defendidos por la CNMV.

El posible efecto desincentivador de publicar la posición corta puede operar en posiciones especialmente grandes, donde el inversor se expone ante el mercado y reduce la posibilidad de cerrar la posición bajista con rapidez y sin incremento de precios. No obstante, es probable que las reducciones observadas en los últimos meses respondan más a la estabilización de la renta variable que a una mayor regulación.