Público
Público

El coautor del atentado de Boston podría ser condenado a pena de muerte o cadena perpetua

El Departamento de Justicia ha informado este lunes que el sospechoso ha sido acusado de "usar armas de destrucción masiva" y de "destrucción intencional de propiedad" con resultado de muerte. El checheno será

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presunto coautor de los atentados de Boston, Dzhokhar Tsarnaev, no será tratado como 'combatiente enemigo' y será juzgado ante un tribunal civil, anunció hoy el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney. El Departamento de Justicia ha informado este lunes que el sospechoso fue acusado de usar un arma de destrucción masiva y de destrucción intencional de propiedad con resultado de muerte. Los cargos autorizan la pena de muerte, prisión perpetua o años en la cárcel, explicó.

El portavoz argumentó que cuando se trata de ciudadanos estadounidenses como es el caso de Tsarnaev 'va contra la ley' aplicar ese estatus de 'combatiente enemigo', que implica un proceso a través de la justicia militar, como reclaman algunos republicanos. 'Vamos a procesar a este terrorista a través de nuestro sistema de justicia civil', dijo el portavoz del presidente de EE.UU., Barack Obama, durante su rueda de prensa diaria. Carney recordó que desde los atentados del 11 de septiembre de 2001 'se ha utilizado el sistema de justicia federal' para 'condenar y encarcelar a cientos de terroristas'.

El procesamiento de Tsarnaev, de 19 años, en un tribunal civil 'es la forma apropiada de actuar', subrayó el portavoz al insistir en que 'cuando se trata de ciudadanos de Estados Unidos va contra la ley presentarlos ante comisiones militares'. El Departamento de Justicia ha delcarado este lunes que el sospechoso fue acusado de usar un arma de destrucción masiva y de destrucción intencional de propiedad con resultado de muerte. Los cargos autorizan la pena de muerte, prisión perpetua o años en la cárcel, explicó.

Fiscales federales ya han presentado cargos contra el sospechoso de llevar a cabo el ataque en el maratón de Boston mientras el joven estudiante universitario permanece en una cama de hospital herido, según ha informado un funcionario judicial. 'Se envió una acusación', sostuvo Gary Wente, funcionario del sistema judicial estadounidense para el Primer Circuito. Wente explicó que un magistrado estuvo presente cuando Dzhokhar Tsarnaev, de 19 años y quien se encuentra en estado grave, fue acusado en su cama en el Hospital Beth Israel Deaconess.

Tsarnaev fue detenido el pasado viernes por la noche e ingresado de inmediato en el hospital Beth Israel de Boston, donde hoy continua en estado 'grave', según el último informe de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

El joven se comunica con los investigadores federales por escrito

Desde el domingo por la noche el joven se comunica con los investigadores federales por escrito, ya que tiene lesiones en la garganta ocurridas durante el tiroteo con policías en el que falleció su hermano, Tamerlan. La policía declinó realizar comentarios sobre informes de medios de que el joven se comunicaba por escrito con las autoridades. 'Queremos hablar con él y los investigadores lo harán lo más pronto posible', agregó.

La detención de Tsarnaev el viernes por la noche puso fin a una persecución que cerró virtualmente Boston durante unas 20 horas. Su hermano mayor Tamerlan Tsarnaev, de 26 años y también sospechoso de colocar las bombas, murió tras un tiroteo con la policía un día antes. La ciudad volvía a la normalidad este lunes, una semana después de que las dos bombas explotaran en la meta del famoso maratón, donde fallecieron tres personas y más de 180 resultaron heridas. Diez de los heridos perdieron miembros inferiores.

Tamerlan, de 26 años, murió en un tiroteo con las autoridades en la madrugada del pasado viernes en el que también falleció un policía.

Los lugares de las explosiones continuaban cerrados pero se esperaba que las calles fueran reabiertas en uno o dos días. Carteles con la leyenda 'Boston Fuerte' cuelgan por la ciudad. Para hoy estaban previstos dos servicios fúnebres de Krystle Campbell, de 29 años y gerente de un restaurante, y Lingzi Lu, una estudiante universitaria y ciudadana china. Martin Richard, de 8 años, también falleció en el atentado.

La ciudad también planeaba detenerse hoy a las 14:50 hora local (18:50 GMT) para recordar el momento en el que una semana atrás las dos bombas colocadas en ollas a presión y recubiertas de clavos y esferas de rodamientos explotaron entre el público que veía el maratón.

En los días siguientes, los investigadores que examinaron miles de imágenes de cámaras de vigilancia, de medios de comunicación y espectadores que tomaron fotografías pudieron señalar a dos hombres como sospechosos, luego identificados como los hermanos Tsarnaev. El martes, el día después del ataque, el menor de los hermanos estaba entrenando en el gimnasio de la Universidad de Massachusetts-Dartmouth, escuchando música en su iPod, cuando entabló una conversación con su compañero de estudios Zach Bettencourt. Bettencourt ha declarado hoy que él y Tsarnaev conversaron sobre el ataque.

Tsarnev a un amigo antes de ser detenido: 'Es una locura que esté pasando esto. Es tan fácil de hacer. Estas tragedias pasan todo el tiempo en Afganistán e Irak

'Es una locura que esté pasando esto', dijo Tsarnaev según recordó Bettencourt. 'Esto (el atentado) es tan fácil de hacer. Estas tragedias pasan todo el tiempo en Afganistán e Irak', agregó.

La policía dijo que los hermanos construyeron bombas adicionales, lo que los llevó a creer que planeaban más ataques. También tenían revólveres. Un tiroteo con la policía en Watertown, un suburbio de Boston, en la madrugada del viernes dejó más de 200 cartuchos en las calles. Ninguno de los hermanos tenía una licencia para poseer armas en las localidades donde vivían, informaron las autoridades el pasado domingo.

Aunque es probable que el caso involucre a funcionarios de alto nivel como el fiscal general Eric Holder, a cargo estará Carmen Ortiz, fiscal del distrito de Massachusetts. Los dos hermanos, que son de origen checheno, emigraron a Estados Unidos hace una década desde Daguestán, una región de mayoría musulmana en las montañas del Cáucaso Norte. Sus padres, que regresaron a Rusia años atrás, declararon que sus hijos fueron incriminados.

Buena parte de la atención de los investigadores se ha centrado en un viaje que hizo a Rusia el año pasado Tamerlan Tsarnaev, y en si se involucró o fue influenciado por separatistas chechenos o extremistas islámicos en la región. Tamerlan Tsarnaev viajó a Moscú en enero del 2012 y pasó seis meses en Daguestán, según una fuente de una agencia del orden. Vecinos en Majachkala, la capital de la región, han evidenciado que mantuvo el perfil bajo mientras ayudaba a su padre a hacer obras en un piso. Ese viaje, junto con el interés de Rusia en Tamerlan, que se comunicó con las autoridades estadounidenses y el FBI en el 2011, ha planteado dudas sobre si se pasaron por alto algunas señales de peligro.