Público
Público

Cobo señala a Granados por el caso de los espías

El número dos de Gallardón le exige que "diga todo lo que sabe"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La venganza está servida. Ayer, el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, se despachó a gusto. No le hizo falta pensar en cuando tuvo que renunciar a la presidencia del PP de Madrid en 2004, ni en las guerras intestinas en las que se ha visto enzarzado su equipo con el de Esperanza Aguirre. Le bastó con recordar que había sido objeto de seguimientos para que le hirviera la sangre. Y no dudó en señalar a un responsable: Francisco Granados, consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid.

'Que diga la verdad de todo lo que sabe o al menos que diga lo que va diciendo que sabe', le exigió a Granados. La mano derecha de Alberto Ruiz-Gallardón quiere respuestas sobre los supuestos espionajes a políticos que se produjeron desde su Departamento y que también afectan al ex consejero, Alfredo Prada.

Cobo no dudó en arremeter contra aquellos que han tratado de 'ridiculizar' y 'obstaculizar' tanto las investigaciones policiales, como las judiciales y periodísticas. Se refería así al carpetazo que se le dio a la comisión de investigación de la Asamblea madrileña que se resolvió en tres sesiones. En ella se vetó la comparecencia de los tres guardias civiles que hoy declaran ante el juzgado. Ayer PSOE e IU aprovecharon para exigir su 'inmediata reapertura'.

El vicealcade también pidió a los agentes que confesaran. 'Nadie de buena fe les va a reprochar que cuenten qué labores les fueron encomendadas durante el tiempo que han sido detectados los seguimientos porque son actuaciones realizadas por obediencia y porque es una salida honorable', dijo incitándoles a denunciar a la persona al frente.

En la Comunidad de Madrid no daban crédito a sus palabras. Granados no quiso responder en público. Fuentes cercanas a él se encargaron de trasladar su indignación a quien preguntara por él .

En el Gobierno regional dolió mucho una de sus indirectas. 'Cuando alguien se emborracha de poder y cree que es impune a todo, no para en Cobo o Prada', dijo el vicealcalde despertando ciertas iras al apuntar hacia lo alto.

Los colaboradores de Granados retaron a Cobo a hablar. 'Si tiene información que sea contraria a la que él declaró en la Asamblea regional que lo cuente', respondieron. Afirmaban que todo lo que se estaba diciendo era 'absolutamente falso' y exigían un respeto porque Francisco Granados es 'su secretario general'.

Ayer la oposición pidió la dimisión de Granados. En el PP de Madrid algunos creen que los cargos del consejero se tambalean. Pero este ya ha anunciado que no tiene intención de marcharse porque tiene la conciencia 'muy tranquila'. La dirección nacional del PP se remitió al procedimiento judicial para no hablar sobre el asunto. Y hoy Aguirre, tras la reunión del Consejo de Gobierno, dará su visión de los hechos.


Se investiga si hubo malversación de fondos por parte de Interior para sufragar los gastos de los supuestos espionajes.

Los asesores de seguridad eventuales de la Consejería de Interior, José Oreja, Antonio Coronado y José Luis Caro Vinagre, declararán hoy en calidad de imputados ante la titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Madrid, Carmen Valcarce, que investiga el caso de los presuntos espionajes a políticos de la Comunidad de Madrid.

Según una providencia a la que tuvo acceso Europa Press, la juez justifica esta petición en las gestiones realizadas por la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal, en el marco de la investigación sobre si hubo malversación de fondos por parte de la Consejería de Interior para sufragar los gastos de los supuestos espionajes sufridos tanto por el ex consejero de Justicia Alfredo Prada como por el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, ambos del PP.